Desde prisión, priísta acusado de homicidio gana una alcaldía en Tamaulipas

El virtual ganador, Francisco López Villafranca, se encuentra en prisión preventiva en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) acusado por el homicidio de Norberto Baltazar
Integrantes del equipo de campaña de Francisco López Villafranca
(Foto: Cortesía PRI Estatal)
03/07/2018
19:28
Roberto Aguilar / Corresponsal
Ciudad Victoria, Tamaulipas
-A +A

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Entre los únicos seis triunfos que obtuvo el PRI en Tamaulipas destaca el caso de Francisco López Villafranca, quien aún estando en una celda es el virtual ganador de la elección para presidente municipal de San Carlos.

“Kiko” López, como se conoce al virtual edil, se encuentra en prisión preventiva en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) de Ciudad Victoria, acusado por el homicidio de Norberto Baltazar González Castillo, delegado de la Secretaría de Bienestar Social (Sebien) en ese municipio.

A pesar de ello, con más del 94.7 % de las actas computadas, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), indica que “Kiko” aventaja con 3 mil 359 votos a su favor, lo que representa más del 67.8 % del total de la contienda. Esto lo logró gracias a que mientras está en prisión, su familia hizo campaña.

elecciones_2018_tamaulipas_1023.jpg
(Foto: Cortesía PRI Estatal)

En segundo lugar se ubica la candidata de la coalición “Por Tamaulipas al Frente”, Elva Guadalupe Pérez Guardiola, con mil 246 sufragios, que representa el 25.1%.

Previo a la jornada electoral, el consejero presidente del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM), Miguel Ángel Chávez García, afirmó que Francisco López sí recibiría su constancia de mayoría. “Sería válido su triunfo, en caso de no haber recibido sentencia”, aseguró.

Explicó que podría enviar a un representante a recibir su constancia de mayoría al estar privado de su libertad, “eso no lo inhabilita para ser candidato electo. Se es culpable hasta que haya una sentencia definitiva”.

El homicidio de Norberto Baltazar ocurrió el 2 de mayo de este año, en la entrada de la cabecera municipal de San Carlos. Murió de un balazo y su cuerpo quedó boca arriba con los brazos extendidos.

Fuentes de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas revelaron de forma extraoficial que la detención y encarcelamiento se realizó con mucho sigilo, “para evitar que se politizara el caso y no enrarecer la contienda electoral”.

Sobre su caso, el presidente del CDE del PRI, Sergio Guajardo Maldonado aseguró que “no es que él haya asesinado a alguien, lo están acusando de andar en compañía de unas personas que asesinaron al funcionario”.

Mientras los abogados de “Kiko” López hacen todo lo posible para que el candidato obtenga su libertad, su hija Fernanda, los integrantes de su familia y su equipo de trabajo lo esperan para que gobierne.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS