Confía AMLO en tener respaldo de Peña Nieto

Advierte que de ganar la elección terminará con las rondas de Pemex
Andrés Manuel López Obrador (centro) visitó Poza Rica. Estuvo acompañado del candidato al gobierno del estado, Cuitláhuac García (cuarto de izq. a der. ) . (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
30/05/2018
02:01
Misael Zavalay Emilio Fernández / Enviado y Corresponsal
-A +A

[email protected]

Poza Rica, Ver.— Andrés Manuel López Obrador se sentó en una silla presidencial. Aunque sólo era una réplica que le regalaron a su paso por Veracruz, el tabasqueño confío en que de ganar las elecciones, tendrá el respaldo del presidente Enrique Peña Nieto, a quien planea presentar su programa para la transición el 3 de julio.

Video

Regalan silla presidencial de madera AMLO en Papantla

Los artesanos de este lugar recibieron al candidato presidencial con la silla que tiene el escudo nacional; aseguró que se la llevará a para Palacio Nacional

 

“Ya falta poco y estoy seguro de que el presidente Peña [Nieto] va a ayudar y va a cooperar para que el nuevo gobierno haga lo que el pueblo va a ordenar en las urnas.

“Si yo gano es porque el pueblo está respaldando no sólo al que quede como Presidente, sino al programa que estoy postulando como candidato a la Presidencia de la República”, afirmó.

El candidato por la coalición Juntos Haremos Historia abarrotó las plazas principales en dos mítines en Papantla y Poza Rica. En el primero, recibió la silla de madera con el escudo nacional, en la que se sentó y la cual considera llevarse a Palacio Nacional, para sustituirla por la que está en Los Pinos.

Flanqueado de sus candidatos Rocío Nahle, al Senado, y Cuitláhuac García, a la gubernatura de Veracruz, dijo que como en su momento Emiliano Zapata, él tampoco se sentará en la silla presidencial de Los Pinos, pues de llegar al gobierno despachará en Palacio Nacional. Más tarde, con un clima a más de 34 grados en la Plaza Cívica de Poza Rica, López Obrador dijo ante más de 10 mil personas que dos días después de los comicios del 1 de julio, irá a Los Pinos para llevar el plan de transición al presidente Peña Nieto, y un punto que tiene claro es que se terminen las rondas y la entrega de concesiones petroleras.

“A los dos días, al día siguiente no porque voy a estar desvelado, pero a los dos días, iré a Los Pinos a ver al presidente Peña Nieto y le voy a llevar el plan para la transición. Un punto que voy a tratar es que no quiero que siga entregando el petróleo a particulares nacionales ni extranjeros. Se va a terminar lo de las llamadas rondas”, advirtió.

En entrevista a medios en Papantla, detalló que invitó a través de una carta a la diputada del Parlamento Europeo Ana Claudia Tapardel, así como a organismos, parlamentos y partidos de 30 países a encabezar una delegación de observadores internacionales desde antes de las elecciones y hasta el día de los comicios.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS