Ciberseguridad, pieza clave para elección de 2018

En foro, advierten que uno de los retos es restablecer un sistema electoral “mal configurado”; fake news inciden en el electorado, señalan; “el riesgo es el mismo que en comicios de EU”
El ex director de Ciberseguridad del Consejo de Seguridad de Estados Unidos, John F. Banghart, y el ex rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente participaron en el foro de análisis y discusión “Ciberseguridad en las elecciones” (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERS)
12/04/2018
02:14
Carina García y Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Expertos en ciberseguridad de la industria de las telecomunicaciones, consultores e investigadores, advirtieron que México no está exento de posibles ataques de hackers, intromisiones maliciosas y de las llamadas fake news para tratar de incidir en la opinión de los electorales en el actual proceso electoral.

En el foro de análisis y discusión “Ciberseguridad en las elecciones”, organizado por The Aspen Institute México, la Fundación Miguel Alemán y EL UNIVERSAL, el ex responsable de ciberseguridad de la Casa Blanca con Barack Obama, John F. Banghart, aseguró que el mayor riesgo de ciberseguridad en las elecciones en México es el mismo que en EU.

El experto dijo que en nuestro país algunos de los retos de seguridad cibernética que enfrenta el método electoral consisten en que “suelen ser sistemas muy mal configurados” y hay problemas de aplicación, vulnerabilidades que podrían evitarse.

“Tenemos sistemas de votación, computadores y sistemas que son vulnerables, se pueden simplemente violar, se pueden comprometer desde el punto de vista de ciberseguridad, se pueden hackear los sistemas para que no se registren los votos, o para que se cambien los sufragios, o para que los votos no se lean”, indicó.

El ex director de Ciberseguridad del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos explicó que, en cambio, la proliferación de noticias falsas en redes sociales son un riesgo, pero de otro tipo que no tienen relación con la ciberseguridad.

“Si envío un post por redes sociales o un mensaje de Twitter [diciendo:] debes votar por este candidato y no debes votar por él, por esto, éste no es un problema de ciberseguridad, no hay problema, porque se usa la plataforma legalmente y para lo que fue diseñada. Sí hay riesgo, pero es de influencia, de cambiar las mentes y los corazones de las personas, el sentido del voto no lo es”.

Al foro asistieron el ex rector de la UNAM y presidente del Consejo Directivo de The Aspen Institute México, Juan Ramón de la Fuente; el presidente del Patronato de la Fundación Miguel Alemán, Miguel Alemán Velasco; el ex candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas; la ex presidenta nacional del PRI, Dulce María Sauri, y la articulista de EL UNIVERSAL Enriqueta Cabrera, entre otros.

A manera de reflexión, De la Fuente expresó que “estamos ante un problema global y nadie está exento, y como bien nos han dicho, se requiere cooperación, colaboración y asesoría de los expertos para enfrentar esas situaciones”.

Javier Murillo, CEO de Metrics Digital, advirtió que en México existe una estrategia cibernética similar a lo que hizo Cambridge Analytica —empresa británica que usó de manera ilegal los datos personales de 87 millones de usuarios de Facebook—, que tiene como objetivo utilizar las fake news en redes sociales para influenciar en los votantes indecisos.

Murillo explicó que en el país hay 85 millones de usuarios de internet, de los cuales 20.5 millones tienen cuentas falsas o duplicadas, y hay 8 millones de cuentas de redes sociales que están posicionando información relacionada con las elecciones del próximo 1 de julio.

“Esta operación está atacando a los indecisos, quienes pueden cambiar una elección, los están microtargueteando la información. La propaganda busca separarnos de nuestras coincidencias, es decir, polarizar, darnos información para que decidamos abandonar una idea para irnos por otra, eso es lo peligroso”, detalló.

De acuerdo con sus estudios, desde que han monitoreado esta información, se han posicionado 100 temas por medio de los llamados bots y trolls, y 60% son en favor de candidatos.

El aspirante presidencial de Todos Por México, José Antonio Meade (PRI, PVEM y Panal), es el que más tiene de estos temas a su favor, con 40%; de los temas en contra de los candidatos; 52% son en contra de Ricardo Anaya (PAN, PRD y MC), y 32% en contra de Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES), es decir, más de 80% está concentrado en dos candidatos.

“Existen las fake news, que son un riesgo cibernético no tipificado, pero están afectando, y nuestra privacidad está siendo violada desde la perspectiva que nuestra información es usada para segmentarnos, para pasarnos información y hay una operación para que cambiemos de opinión, si es que somos esos indecisos”, dijo.

Mario de la Cruz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), recordó que tras el escándalo de Cambridge Analytica, se puso de relieve el papel de las noticias falsas en los procesos electorales y la protección de los datos personales.

Señaló que un estudio de la Universidad Estatal de Ohio describió que las fake news desanimaron a cerca de 4% de los votantes de Barack Obama para salir a sufragar por Hillary Clinton; que esas noticias falsas le costaron a la candidata estadounidense 2.2 puntos en los tres estados cruciales para la elección: Michigan, Wisconsin y Pennsylvania.

De la Cruz coincidió con John F. Banghart, que el caso de Cambridge Analytica no es un asunto de ciberseguridad porque esa empresa no obtuvo, vía la intromisión de manera ilegal, los datos, sino los obtuvo mediante los permisos que en ese momento la plataforma de Facebook daba a los usuarios en la plataforma.

Contra las noticias falsas. Murillo expresó que no han podido conocer quién es el responsable de esa movilización de información, pero existe y es un riesgo que debe enfrentarse, por lo que recomendó a los ciudadanos verificar las fuentes de información.

Expresó que lo más importante es generar confianza en el electorado mexicano, no sólo en el proceso electoral, sino en el desarrollo de una economía en su conjunto y en los beneficios que pueden tener, al generar un impacto en el uso de servicios digitales: “Para ello necesitamos un marco legal autorizado que nos permita hace frente a todas esas amenazas”.

John F. Banghart planteó como una de las alternativas de protección para los gobiernos o las empresas invertir en expertos, pero también reclutar activistas o hackers “buenos” que ayuden a crear condiciones de seguridad que impidan hackeos, robos o modificación de información.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS