Avanza en INE formato de debate presidencial

Representantes de partidos políticos rechazan el modelo; Maerker, Uresti y Sarmiento, posibles moderadores
El INE perfila que el primer debate tenga una duración de una hora con 54 minutos (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
05/04/2018
02:05
Carina García
-A +A

[email protected]

Con el rechazo de los representantes de los cuatro candidatos presidenciales por el protagonismo dado a los moderadores, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó ayer la propuesta de formato del primer debate presidencial, a realizarse el domingo 22 de este mes.

Aunque están en competencia entre sí, los representantes de los presidenciables se unificaron unánimemente en contra del formato —que se prevé sea votado hoy por el Consejo General— que resta tiempo a los abanderados y con ello la posibilidad de confrontarse entre sí. Además, pidieron —y lograron— diferir la aprobación de los formatos de los otros dos debates.

El primer encuentro, en el Palacio de Minería de la Ciudad de México, tendrá una duración de una hora con 54 minutos. Consistirá en cuatro bloques, cada uno dividido en dos segmentos. En el primero responderán una pregunta genérica y en el segundo los candidatos se confrontarían entre ellos. Los moderadores propuestos son Denise Maerker, Azucena Uresti y Sergio Sarmiento.

La preocupación unánime fue el papel de los moderadores. Francisco Guerrero, representante de José Antonio Meade, de la coalición Todos por México, pidió que no haya “intermediarios excesivos” y reducir de tres a dos los moderadores. Para que interactúen moderadores y candidatos se dejan 56 minutos y sólo 36 para que los abanderados discutan entre ellos, dijo la diputada del PRI, Mariana Benítez Tiburcio.

“Estamos dispuestos a ir a cualquier tipo de debate, pero [se pide] un modelo más participativo entre candidatos” dijo Jesús Ramírez, representante de Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, en tanto que Jesús Estrada, del PT, indicó que “el buen gallo donde quiera canta, pero es necesario que lo dejen cantar” y, dijo, hay un entrevistador propuesto que suele interrumpir.

Fernando Rodríguez Doval, representante de Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente, dijo que los moderadores tienen “un protagonismo que puede generar cierto sesgo” o inequidades.

La representante de la abanderada independiente, Margarita Zavala, Fernanda Caso, pidió iniciar el encuentro con un mensaje de minuto y medio, pues su abanderada llegará al debate con inequidad evidente, de ahí que el debate será central para su campaña.

Benito Nacif defendió el formato “esto no son discursos producidos, buscamos que la ciudadanía vea una dimensión distinta a la que está acostumbrada”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal