¿Qué pasará con el árbol de Navidad del Rockefeller Center después de las fiestas?

Curiosidades de 5 árboles de Navidad alrededor del mundo
El árbol en Rockefeller Center cada año es diferente y traído de diversos lugares. (Foto: Istock)
El árbol en Rockefeller Center cada año es diferente y traído de diversos lugares. (Foto: Istock)
08/12/2017
19:07
Vanessa Arriaga
-A +A

1. Nueva York, Rockefeller Center
La primera vez que se colocó un árbol de Navidad en Rockefeller Center fue en 1931 cuando un grupo de trabajadores reunieron dinero para comprar un arbolito que media apenas 20 metros de alto con la intención de darle vida a Nueva York durante la Gran Depresión. Fue decorado con guirnaldas hechas por las familias de los trabajadores.

Por muchos años, colocar el abeto era una forma de reflejar el estado de la sociedad y del mundo; ahora, es uno de los mayores atractivos turísticos con más tradición del mundo durante las épocas navideñas, incluso sale en la película Home Alone 2.

via GIPHY

Cada año se lleva un árbol nuevo de diferentes procedencias. El más alto fue de 30 metros y se instaló en 1999, el pino fue transportado desde Killingworth, Connecticut. Este año, el árbol mide casi 23 metros y fue cortado en State College, Pennsylvania, después de 80 años de vida. Una vez que cumpla su función, será donado a Habit for Humanity para la construcción de casas.

La tradicional colección de  ángeles de metal que decoran el frente del árbol y la estrella metálica Swaroski (2004), no pueden faltar.

París, Galerías Lafayette
Francia no puede quedarse fuera de la lista con su espectacular árbol navideño de 20 metros de altura, instalado en el centro de las Galerías Lafayette bajo su cúpula de 45 metros de alto. Lo rodean con una villa de juguetes y se organizan espectáculos musicales, concursos y eventos. Una de sus particularidades es que gira 180° simulando el movimento de los relojes.

paris-1930762_1920d.jpg (Foto: Galeries Lafayette Haussmann)

Cada año lo decoran de manera distinta. El año pasado era completamente blanco, hecho de papel reciclado, inspirado en la película Frozen. Hace tres años impresionaron con su árbol invertido.

Este año, la temática contempla globos en forma de pretzels, donas, bastones de dulce y caramelos. Estrellas y esferas lo decoran de pies a cabeza, además, a su alrededor hay globos brillantes de diferentes formas que suben y bajan para que los visitantes se sientan por los aires.

Río de Janeiro, Brasil
Se trata del Árbol de Navidad Flotante más grande del mundo y entró en el Libro de los Record Guinness en 2007 con este nombramiento. Mide 85 metros de alto; lo iluminan 3.1 millones de lámparas, 120 kilómetros de mangueras luminosas y pesa 542 toneladas. Cada año es colocado en la  Laguna Rodrigo de Freitas.

En 1996 nació la tradición del Árbol de Navidad Flotante bajo el patrocinio de la Compañía de Seguros Bradesco. El montaje de luces varía todos los años y muestra los símbolos navideños y brasileños.

Desde septiembre se inician los trabajos sobre la estructura metálica para colocar las luces; en 2016 no pudieron colocar el árbol debido a la crisis financiera que atravesaba el país.

Dortmund, Alemania
Mide 45 metros de altura  y está hecho con mil 700 abetos de Noruega. Se levanta en el mercado navideño de Dortmund, que abre en noviembre y diciembre. Lo decoran con 48 mil lámparas y 20 velas de 2.5 metros cada una: el ángel en la cima, de cuatro metros de alto, cuenta con 10 mil lámparas para adornarlo.

dortmund_treed.jpg (Foto: Dortmund Travel)

La primera vez que se colocó fue en 1996 y, desde entonces, ha atraído a miles de personas para impresionarse con su belleza. Para construirlo se emplean aproximadamente cuatro semanas.

Este año, el club de futbol Borussia Dortmund tiene una decoración especial en el árbol por ganar la copa alemana en primavera.

Gubbio, Italia
El Libro de los Record Guinness certificó este árbol como el más grande de todo el mundo en 1991. Mide 350 metros de altura y 250 de ancho; la estrella que lo corona es de 25 metros de longitud. Este árbol lo verás  a los pies del Monte Igno, en Italia.

En realidad, no es un pino como los que vemos normalmente, sino un conjunto de más 8 mil cables de luces que se acomodan para crear un árbol navideño.

Su historia se remonta a 1981, cuando los lugareños hicieron la forma del árbol en honor a San Ubaldo, su santo patrónono, quien está enterrado en la Basílica de San Ubaldo, en la cima del Monte Ignio.

En 2011 el Papa Benedicto XVI encendió sus luces.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS