Huracanes: ¿cómo protegen los hoteles a sus huéspedes?

Así es el protocolo cuando viene en camino un fenómeno de esta naturaleza
De mayo a noviembre es la temporada de huracanes. (Foto: Iván Franco)
De mayo a noviembre es la temporada de huracanes. (Foto: Iván Franco)
01/10/2017
19:15
Samantha Michelle Guzmán
-A +A

[email protected]

De mayo a noviembre, permanece la temporada de huracanes en playas de nuestro país. Una de las dudas que surgen entre los viajeros es saber qué pasa si se emite una alerta durante tus vacaciones: ¿cómo responde el hotel a la emergencia? Por esa razón, consultamos a algunos expertos en la industria turística sobre el tema.

Qué tipos de alerta existen

Para saber qué acciones tomar, existe un Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales (SIAT CT). Este mecanismo aplica no solo a los hoteles, sino a la población en general. Se integra por cinco niveles de alerta, identificados por colores.

Azul: cuando el ciclón está a 72 horas de impactar un destino y el peligro es mínimo.

Verde: entre 72 y 48 horas antes. Se considera que el riesgo es bajo y se emite información cada 12 horas.

Amarillo: entre 48 y 36 horas antes del impacto. Se emiten boletines cada seis horas.

Naranja: entre 36 y 12 horas antes. El nivel de peligro es alto y a partir de este punto se informa cada tres horas.

Rojo: se espera que el huracán impacte en menos de 24 horas y la alerta es máxima.

Preparación previa de los hoteles

De acuerdo con Rodrigo Esponda, director del Fideicomiso de Turismo de Los Cabos, todos los hoteles de la región deben tener un manual revisado por Protección Civil, el cual indica qué acciones tomar a partir del avance del fenómeno. Para apoyarse, las propiedades poseen un sistema de comunicación interno.

Este año, el hotel Paradisus en Paya del Carmen se convirtió en el primero en México en organizar un simulacro para poner a prueba su manual en todas las etapas de alerta.

paradisus_playa_del_carmen_13.jpg (Foto: David Massey)

Participaron mil 500 empleados y 75 scouts que fungieron como huéspedes, explica Juventino Gómez, gerente de seguridad. También colaboró Protección Civil y el cuerpo de bomberos de la localidad.

El proceso se realizó del 12 al 15 de julio. Incluso se simuló una estancia de ocho horas en el refugio que se localiza a seis kilómetros del hotel. Juventino cuenta que cada año la propiedad trabaja de enero a mayo en una “alerta morada”, que es totalmente de prevención.

El protocolo

Aunque cada hotel posee su propio manual, puedes darte una idea de cómo funcionan los procesos en general, ante la inminente llegada de un huracán.

Genaro García, director de servicio y prevención del hotel Fairmont Mayakoba, relata que en cuanto la trayectoria del huracán está confirmada, se comunica la situación a los huéspedes. Lo primero que buscan es evacuarlos para evitar malas experiencias: el equipo reserva vuelos o solicita servicios de autobuses de lujo y traslada a las personas a destinos como Mérida.

Si por alguna razón no todos pueden salir, el hotel tiene permiso para fungir como refugio.

Rodrigo Esponda asegura que todos los hoteles en Los Cabos están certificados para ofrecer resguardo en áreas especiales. Además, se coordinan con el aeropuerto y distintas transportadoras para realizar evacuación.

De acuerdo con Juventino Gómez, el manual del hotel Paradisus Playa del Carmen está vinculado con la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya. Además, el alojamiento cuenta con una brigada de huracanes, con capacitación en primeros auxilios y salvamento acuático.

En un principio, cuenta Juventino, se intenta que todos los huéspedes vuelvan a su lugar de origen. Si no es posible, tienen acceso a un refugio en la universidad, con capacidad para 900 personas. Nunca han tenido que usarlo.

Desde la fase de alerta amarilla, desmontan el mobiliario del hotel. Esto incluye muebles al exterior, habitaciones y cocinas. En los cristales se coloca tablarroca y mantas especiales. Alfonso Belmonte, gerente de mantenimiento, agrega que se toma un registro del antes y el después de la propiedad.

¿Y las reservaciones?

En cuanto a los vuelos, casi todas las aerolíneas establecen políticas para no cobrar por rebooking en caso de alerta, asegura Rodrigo Esponda. Los hoteles, como es el caso de Fairmont Mayakoba y Paradisus, suelen compensar a los huéspedes por sus fechas reservadas, si se ven obligados a abandonar el destino. “Depende mucho con quien hagan la reservación: touroperadora u hotel. Hay agencias que sí ofrecen compensaciones”, dice Alfonso Belmonte.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS