¿Dormirías en una habitación sin techo, entre animales salvajes?

Viajes extraordinarios que no impactan el medio ambiente
Tour de Tuli, evento de ciclismo anual, el cual recauda fondos para Children in the Wilderness. Pasa por Botswana, Zimbabue y Sudáfrica.  (Foto: Cortesía Wilderness Safaris)
Tour de Tuli, evento de ciclismo anual, el cual recauda fondos para Children in the Wilderness. Pasa por Botswana, Zimbabue y Sudáfrica. (Foto: Cortesía Wilderness Safaris)
03/09/2017
19:00
Samantha Michelle Guzmán
-A +A

 [email protected]

Despertar a las cinco de la mañana con la ilusión de admirar el amanecer. Explorar la naturaleza para encontrarte con imponentes depredadores. Con suerte, alcanzar a observar una manada de elefantes desde una alberca al aire libre. Y, por la noche, dormir un poquito intimidado por los sonidos de la fauna salvaje.

Todo esto es lo que uno espera vivir durante un viaje de safari en África, y la oferta para cumplirlo es bastante amplia. Existe un valor agregado: proteger el ecosistema en lugar de dejar un impacto negativo en él.

A tal idea apela la empresa Wilderness Safaris, fundada en 1983. Cuenta con concesiones privadas en ocho países africanos, donde su concepto se basa en la conservación de las especies y en la ocupación de espacios pequeños en grandes extensiones de tierra.

Aunque los campamentos prestan atención al diseño, el lujo se enfoca en la exclusividad, de acuerdo con Caroline Palazzo, gerente de unidades de negocios de la compañía. Las reservas se encuentran en importantes locaciones de avistamiento, con pocos asentamientos y recorridos. También realizan actividades especiales y tours dedicados a otros atractivos para acompañar a los clásicos safaris.

Los alojamientos son en tiendas tipo glamping, amplias suites o “habitaciones” sin techo, para dormir bajo las estrellas.

Cómo cuidan el medio ambiente

Su sistema de conservación se divide en dos partes. En primer lugar, está la construcción de asentamientos eco friendly: materiales naturales y sistemas de energía renovable, por ejemplo. Luego está la protección de flora y fauna. La empresa creó la fundación Wilderness Wildlife Trust, la cual realiza proyectos de estudio, investigación, rehabilitación y reintroducción de especies; a ella se destina una parte de las ganancias por el turismo.

También trabajan de cerca con las comunidades locales. Hay campamentos operados por ellos, como el de Namibia. Además, por medio de la fundación Children in the Wilderness educan sobre temas ambientales a niños de las diferentes regiones.

destinos-safaris-africa-lujo1.jpg (Foto: Cortesía Wilderness Safaris)

Atracciones únicas
Por cada destino donde opera la empresa, mencionamos algunas de sus mejores actividades.

Botswana. El desierto del Kalahari, que cubre 75 por ciento del país, aloja una maravilla peculiar: el Delta del Okavango, un humedal en medio del paisaje árido, cuyo interior conforma canales e islas. Partiendo de los campamentos cercanos, puedes convivir con una manada de elefantes, navegar en un mokoro (canoa tradicional) o sobrevolar la zona en helicóptero.

Ruanda. En las afueras del Volcanoes National Park, sobre un cono volcánico erosionado, se localiza el Bisate Lodge. Desde aquí salen recorridos hacia la selva para encontrarse con gorilas de montaña. Los huéspedes participan en proyectos de reforestación en el área, y también se hace una excursión a los mercados para comprar ingredientes y preparar la comida.

Sudáfrica. La región de Maputaland, al noreste del país, pertenece al iSimangaliso Wetland Park, uno de los primeros sitios sudafricanos en ser nombrado Patrimonio Mundial. Cerca de sus costas, el campamento Rocktail organiza safaris marinos para ver delfines, mantarrayas y tiburones ballena.

Seychelles. Cerca de la isla principal de este archipiélago, Mahé, hay un territorio privado que combina lujo y exploración. La experiencia se enriquece con avistamiento de aves, esnórquel y paseos en bici. Es zona de desove de tortuga carey y verde.

Namibia. Su desierto tiene algunas de las dunas más altas, de hasta 300 metros. En la región de Sossusvlei, los viajeros pueden escalarlas o admirarlas desde un globo. Y en el Desert Rhino Camp, al noroeste, visitan la fundación Save the Rhino. En esta zona vive la comunidad más grande de rinoceronte negro en África.

Zambia. Cerca del Kafue National Park, la empresa ha creado safaris con un toque distinto: vuelos en globo para ver leones y excursiones nocturnas. Al sur, a unos kilómetros de las Cataratas Victoria, se organizan actividades en el río Zambezi, como rafting o salto en bungee.

Zimbabue. En las reservas tienen lugar algunos de los mejores safaris al estilo tradicional y experiencias tan emocionantes como navegar una canoa cerca de hipopótamos. Es posible formar parte de proyectos sustentables; entre ellos, la visita a una escuela primaria local y acercarse a su educación ambiental.

Kenia. El campamento Segera, en Laikipia, la segunda zona con mayor concentración de vida salvaje del país (ubicada al centro), permite un acercamiento con la cultura masai: conoces su arte, la forma de vida de los guías nativos y los recolectores de la región.

Sitio web: www.wilderness-safaris.com/

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS