Cruceros de turistas son una amenaza para Venecia

Se impone medida propuesta por la Unesco para evitar que fuese eliminada de las ciudades Patrimonio de la Humanidad
El Ministerio de Infraestructuras y Transportes anunció un plan para alejar progresivamente cruceros y otras embarcaciones frente a Venecia. (Foto: Istock)
El Ministerio de Infraestructuras y Transportes anunció un plan para alejar progresivamente cruceros y otras embarcaciones frente a Venecia. (Foto: Istock)
10/11/2017
19:20
Agencias
-A +A

En la bahía de Venecia volverán a atracar los gigantescos cruceros cargados de turistas, pero lo harán lejos de la plaza de San Marcos.

Actualmente los cruceros de más de 96 mil toneladas tienen prohibido entrar en la laguna, pero la nueva normativa les permitirá llegar al puerto de Marghera, siguiendo una ruta bastante distante del centro.

El Ministerio de Infraestructuras y Transportes anunció un plan para alejar progresivamente en los próximos tres años el paso de los cruceros y otras embarcaciones frente a Venecia.

El Comité interministerial sobre la Laguna de Venecia llegó a una solución para evitar el polémico paso de los grandes cruceros y otros barcos frente a la plaza de San Marcos.

Esta medida era una de las condiciones que impuso la Unesco para evitar que Venecia fuese eliminada de la lista de ciudades Patrimonio de la Humanidad para ser considerada como sitio en peligro.

Desde enero de 2018 comenzará a aplicarse el plan de reducción del paso de los barcos. El actual ingreso quedará por el momento abierto a los barcos de hasta 55 mil toneladas de peso, por lo que los cruceros más grandes atravesarán el alternativo paso de Malamocco para atracar en el puerto de Marghera, en la localidad de Mestre. Los turistas serán trasladados en autobuses hasta la entrada de la ciudad.

La noticia no satisfizo al Comité No a las Grandes Naves que, en junio, recogió 18 mil votos para que desapareciesen completamente los cruceros de la Laguna y fuesen desviados hasta el puerto de Trieste.

Por ello, aseguraron que la propuesta del Gobierno es “la peor posible”, ya que no soluciona el impacto medioambiental sobre la laguna y continuará causando “efectos devastadores para el equilibrio medioambiental del área”.

El tráfico de cruceros por Venecia ha florecido en los últimos 15 años. El aumento del turismo creó nuevos puestos de trabajo, pero también espoleó las dudas sobre si la frágil ciudad de los canales sería capaz de soportar semejante flujo de visitantes.

Según la Asociación Internacional de Empresas de Cruceros (Clia), Venecia perdió 1.4 millones de pasajeros en 2017, aunque en 2014 perdió alrededor de 1.8 millones de pasajeros.

Los barcos que transitan por Venecia generan a Italia beneficios económicos anuales por 436 millones de euros, de los cuales 283 millones de euros son destinados a Venecia y sus alrededores, según Clia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios