8 cosas que no sabías de los tres Reyes Magos

¿Sabías que tardaron 13 años en regresar a su reino porque la estrella que seguían desapareció?
El único registro histórico que hay sobre ellos es el texto de Mateo, pero no da detalles sobre los Reyes Magos. (Foto: Istock)
El único registro histórico que hay sobre ellos es el texto de Mateo, pero no da detalles sobre los Reyes Magos. (Foto: Istock)
05/01/2018
22:30
Vanessa Arriaga
-A +A

1. ¿Quiénes eran los Reyes Magos?
Si nos remitimos a los textos bíblicos, el único que hace mención de estos personajes es Mateo, aunque nunca especifica cuántos eran, algunos mencionan que podían ser dos o hasta 70 las personas que fueron a visitar al hijo de Dios; con el tiempo, se generalizó que eran tres debido al número de regalos que entregaron: oro, incienso y mirra.

2. No eran magos
Este título es consecuencia de una mala traducción de la palabra árabe “magusáioi”, la cual se usaba para nombrar a aquellos que eran adivinos o astrólogos seguidores de Zaratrusta, persona que reunía las prácticas mágicas, astrológicas o adivinatorias del mundo persa.

reyes_magos_inter.jpg 
(Foto: Pixabay)

3. Sus verdaderos nombres
Melichior o Melkon (Melchor) era el rey de Nubia y de Arabia; Gaspard o Gathaspa (Gaspar) gobernaba Tharsis y Egrisuela; Balthazar o Bithisarea (Baltasar) era soberano de Godolia y de Saba, éste último no era de tez negra y se presentó así hasta el siglo XV.

4. Todos en camello
Aunque se dice que viajaron en un dromedario, caballo y elefante, la verdad es que los tres usaron camellos, para seguir la estrella que los conducía a Belén. Una vez que cumplieron su propósito, volvieron a sus reinos, tarea que les tomó 13 años, pues la estrella que los guiaba desapareció.

5. La intensión de Herodes
Herodes (rey de Judea y Galilea) se reunió con los Reyes Magos
para indicarles que, en el momento que hallarán al hijo de Dios, se lo informaran para que él también pudiera ir a adorarlo; la historia dice que Herodes consideraba a Jesús como una amenaza para su poder por lo que deseaba asesinarlo, no obstante, omitió este hecho a Melchor, Gaspar y Baltasar, por lo que ellos creyeron en sus palabras.
Unos días antes de llegar a Belén, los tres reyes tuvieron un sueño en el que se mostraban las verdaderas intenciones de Herodes. Al llegar con el recién nacido, decidieron no dar indicaciones de su paradero; por dicha razón, el rey de Judea, mandó a matar a todos los niños menores de dos años que hubiera en Belén y sus alrededores.

6. Ofrendas
Los regalos que llevaron los Reyes Magos a Jesús tienen un significado particular: el oro alude a los reyes; el incienso hacía alusión a su divinidad, pero también es una aroma que remite a muerte; y la mirra es una resina que se usa para embalsamar cadáveres, lo que significa la mortalidad de los hombres.
Debido a estos últimos dos, la visita de los adivinos llegó a se considerarse por algunos como un mal augurio ya que predecían la muerte de Jesús.

7. La estrella de Belén y la muerte de los tres Reyes Magos
Algunos han querido darle una explicación científica a esta parte de la historia, una de ellas es que en el año en que nació Jesús, una alineación planetaria provocó la alineación entre Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis, hecho que los reyes interpretaron como “una gran rey (Júpiter) de justicia (Saturno) nace entre los judíos (Piscis)”.
.
La luminiscencia producida por este hecho (y el significado que le atribuyeron) hizo que los reyes sintieran que debían seguirla; lo que no se puede explicar es que justo cuando llegaron a Belén, la estrella desapareció y, fue vista trece años después como presagio de la muerte de los reyes. Se dice que los cuerpos de éstos permanecieron intactos mientras la estrella brillaba en el cielo.

reyes_magos_consetalacion_de_piscis.jpg (Foto: Wikimedia Commons)

8. El cuarto Rey Mago
Artabán era el cuarto Rey Mago y llevaba como ofrenda joyas preciosas. Pero, mientras seguía la estrella de Belén, se encontró con un anciano enfermo y desamparado. Decidió ayudarlo y se retrasó, por lo que no llegó a tiempo al nacimiento de Jesús. Cuando arribó, María y José ya se habían marchado para ponerse a salvo del ejército de Herodes.

Para alcanzarlos, se encaminó a Egipto. Durante su travesía se encontró con gente necesitada, por lo que fue vendiendo sus joyas para apoyarles.

Después de 33 años, Artabán escuchó que en el monte Gólgota se crucificaría al supuesto hijo de Dios, emprendió el recorrido a dicho punto para entregarle la única joya que quedaba de su ofrenda: un rubí. Sin embargo, poco antes de llegar, halló a una mujer que iba ser vendida como esclava debido a las deudas de su padre, ante la injusticia, el mago decidió darle la piedra restante para que quedara libre.

Ante esto, el viajero se sintió frustrado por no poseer nada que fuera digno de regalar a Jesús y se sentó en una plaza, de pronto escuchó la voz de Jesús que le dijo: “Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, estuve enfermo y me curaste, me hicieron prisionero y me liberaste”, Artabán confundido preguntó: “¿Cuándo hice eso? A lo que escuchó: “Todo lo que hiciste por los demás lo hiciste por mí”.

Aunque existen muchas versiones sobre la historia de los tres Reyes Magos, lo que sí nos consta es que en nuestro país y muchas otras partes del mundo, el Día de los Reyes Magos se ha convertido en toda una tradición que se celebra con juguetes y rosca.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS