Otoño: la estación ideal para usar botas y vestido

En cualquiera de sus largos, ahora los vestidos se combinan ¡y muy bien! Con la gran variedad de botas y botines que se encuentran en el mercado
En esta temporada, no hay mejor compañía para tu vestido que un par de botas
En esta temporada, no hay mejor compañía para tu vestido que un par de botas. (Fotos: Jorge Garaiz)
20/10/2017
19:17
Cristian Arciniega
CDMX
-A +A

El otoño viene acompañado por dos estilos de calzado a los que las mujeres no pueden resistirse: las botas y los botines. Si bien no son exclusivos de esta temporada, es cuando más propuestas se encuentran en las tiendas. Su popularidad responde no solo al confort que ofrecen, sino también a su versatilidad, ya que son pieza importante de looks de estilo casual, hippie o rockero, además de que pueden llevarse durante el día, la noche, el fin de semana, a la oficina, en salidas con amigos, a restaurantes, festivales de música, entre otros escenarios y situaciones. 

Además de reflejar audacia en un atuendo, las botas aportan abrigo a las piernas durante los meses de frío. A principios de año, el director de Balenciaga, Demna Gvasalia, marcó el precedente para este otoño: las botas se llevarían en colores llamativos o con estampados, por lo que encontrarás diseños en tonos metálicos, con prints florales o animales, con detalles metálicos, entre otros. Los botines, una versión más práctica y fácil de adaptar a otras estaciones, aparecen también en escena en una variedad de materiales, como cuero, ante y charol.

Aun cuando ambos estilos pueden combinarse con diferentes prendas, el vestido se convierte en su mejor aliado durante este otoño. De líneas amplias, corte recto, con o sin mangas, con aberturas en la falda, hay diversas alternativas para lucir elegante o más relajada. Te damos las claves para llevar con éxito la combinación ganadora de este otoño. 

Destroyer chic
Botín estilo biker
Para quienes tienen el pie ancho, los modelos con agujeta son la solución a las molestias que podrían causar los botines, ya que a diferencia de otros es posible ajustarlos. En su versión original, como los clásicos Dr. Martens, que antes eran considerados de estilo muy masculino, regresan con fuerza para acompañar cualquier look, bien sea casual o con un toque de mayor formalidad.  Sin embargo, este tipo de calzado es uno de los más versátiles si se elige con un tacón alto. Desde un little black dress hasta un diseño de corte amplio o de manga larga, es posible armar outfits tanto formales como otros más casuales. Con una pieza de caída recta y una parka se consigue un look perfecto para las tardes de viento o lluvia. Los jeans es otra de las prendas favoritas para acompañar este calzado, ya sea en colores azul, negro o gris. A esta ecuación puede sumársele una blusa de algodón o jersey y una bufanda extralarga, así como un blazer o un abrigo corto. La top model Kate Moss acostumbra  llevar estos botines con blue jeans y una cazadora de cuello, un outfit con un notable aire rockero. En una versión más formal, mézclalos con pantalones ajustados de piel, una blusa con lazo y un saco negro, ideal para lucir en la oficina o una cena.

de_ultima_botas_con_agujeta.jpg
Abrigo, Mango. Vestido, Armando Takeda. Botas, Aldo (en portada).

Con aire campirano
Botín de antelina
Anteriormente, la regla dictaba que los botines de ante solo debían utilizarse durante el otoño y el invierno. No obstante, este calzado es ahora uno de los favoritos para acudir a festivales musicales no solo por su comodidad, sino también por su versatilidad. Con estos botines es muy fácil lograr un atuendo de aire campirano o hippie, solo basta sumarle un vestido amplio de manga larga y a la rodilla con algún estampado floral, de lunares o paisley. Para dar el toque final al look, hay que agregar un chaleco de flecos o de piel falsa. Para no restar comodidad, lo preferible es elegir este calzado con un tacón bajo a medio. Durante el otoño, pueden combinarse asimismo con unos skinny jeans, un top y saco o, bien, con un cárdigan largo, como acostumbra a hacerlo la supermodelo Claudia Schiffer. Los vestidos cortos son una buena alternativa para las más jóvenes, ya que se logra sin esfuerzo un look casual. En una versión más elegante, busca un par en color negro y combínalo con un vestido y medias a tono, más un abrigo de pelo o lana. El único punto negativo a este tipo de botín es su mantenimiento. Son muy delicados con las manchas de agua, tierra o cualquier otra sustancia. Y si te tropiezas con alguna superficie, es muy probable que pierda el tejido, haciéndolo lucir viejo. Es importante retirar la mancha lo antes posible, pero no uses agua o soluciones jabonosas. Es preferible que optes por limpiadores al seco que los puedes conseguir en cualquier zapatería o tienda departamental.

de_ultima_vestido_y_botines_0.jpg
Aretes, Sangre de mi Sangre. Vestido, Poet Couture por Reina Díaz. Chaleco, Vero Díaz. Botas, H&M.

El retorno del brillo
Botín de charol
Una de las ventajas de los botines acharolados es que resisten el uso mejor que otros. Si llueve o te tropiezas en la calle, no se maltratarán de inmediato como sucedería con unos de ante o cuero. Además, toma en cuenta que su limpieza es mucho más sencilla que la requerida por otros materiales. Un par en color negro es la apuesta más segura. Sin embargo, hay diferentes tonalidades de rojo con los cuales armar atuendos propositivos. Un modelo en rojo nogal (de aspecto quemado) puede mezclarse con prendas negras, azul marino o grises, tales como un minivestido recto sin manga o unos pantalones sastre, perfectos para llevar a la oficina, o una falda corta de mezclilla para lucir durante el fin de semana. Un par en un matiz de rojo más vibrante acompaña bien unos blue jeans, una playera o suéter de inspiración marinera y un abrigo en azul marino, por ejemplo. Los clásicos botines de charol negro lucen más atrevidos si se combinan con unos jeans desgarrados, una t-shirt blanca y un abrigo de piel sintética.

de_ultima_bota_de_chorol.jpg
Aretes, Rock & Silver. Cazadora,  Desigual. Playera y falda, Abercrombie & Fitch. Botas, Aldo.

Glamour asegurado
Bota calcetín
Durante el otoño no puede faltar en tu guardarropa un par de botas de caña alta, ya que además de proteger tus piernas contra el frío, aportan una buena dosis de atrevimiento a tus looks. Toma en cuenta que el objetivo de llevar este calzado es mostrarlo, por lo que debes elegir vestidos cortos o midi con aberturas frontales para que las botas puedan verse; por el contrario, no recurras a faldas o abrigos largos que impidan lucirlas. Si bien este calzado es perfecto para mujeres altas, beneficia también a quienes son de baja estatura si se busca un modelo con tacón alto y se acompaña de un pantalón slim en el mismo tono de la bota, esto para alargar visualmente la pierna. Esta temporada, los diseños metálicos serán muy populares, así que selecciona un par en color dorado o plateado. Para conseguir un look elegante, inspírate en el estilismo que aquí te presentamos: suéter de cuello de tortuga, falda de cintura alta con abertura al frente, un abrigo en tono neutro y una gargantilla a juego con las botas.

de_ultima_bota_metalica.jpg
Gabardina, blusa y falda, Bottega Veneta. Choker, Aguamarina. Botas, Benito Santos.

A todo color
Bota estampada
Si algo nos enseñó el personaje de ‘Carrie Bradshaw’ en materia de calzado, es que más vale arriesgarse que aburrir. Toda mujer debe tener en su clóset al menos un par de zapatos que al verlos dibuje una sonrisa en su rostro. Estos pueden ser de un color vibrante, de algún material inusual o con detalles lúdicos. Unas botas altas con estampado floral es el calzado perfecto para robar miradas en la calle durante esta temporada. Alternativas para combinarlo hay varias: con un vestido slip a media pierna y abertura lateral, con unos shorts altos, blusa y un abrigo, o una minifalda con suéter de cashmere. Las prendas que acompañen este calzado, elígelas de preferencia en tonos sólidos o neutros para no restar protagonismo a las botas. Si te consideras una máster al combinar estampados, puedes escoger un vestido con un print de flores diferente o de lunares. Para las mujeres con muslos anchos se recomienda que la caña de la bota no supere la rodilla, o de lo contrario, hará lucir más grande esta parte de la pierna. ¿Otras opciones para poner a vibrar tus piernas? Aquellas con bordados florales y geométricos, con aplicaciones de perlas, cristales de Swarovski o espejos como las de YSL y Chanel.

de_ultima_botas.jpg
Abrigo, Boyfriend’s Shirt. Vestido, & Other Stories. Botas, Dione para Alfredo Martínez (En portada).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS