Se vislumbra otra tormenta en la Dirección de Danza UNAM

Crimen y Castigo
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL
30/08/2017
00:20
Periodistas Cultura
-A +A

Se vislumbra otra tormenta en la Dirección de Danza UNAM

En la Dirección de Danza UNAM se vislumbra otra discordia con alumnos y maestros de los Talleres Libres de la UNAM. Resulta que la suspensión de horarios y algunas clases son sólo el principio de lo que podría ser una gran renovación de las clases de danza porque durante el semestre un cuerpo colegiado —con integrantes aún por definir— realizará un diagnóstico tanto de los Libres como de los Talleres Recreativos (antes Seminario del Taller Coreográfico de la UNAM) y si llega a conclusiones como que existen clases y maestros que no cumplen con los estándares que debe exigir la Máxima Casa de Estudios, no serán renovados para el siguiente ciclo escolar. ¡Zas! La institución asegura que de lo que se trata es de poner orden en la casa porque a la fecha nadie sabe, nadie supo, cómo se organizaron los Talleres Libres ni con qué argumentos. Muy bien, pero ¿quién va a definir esos estándares? Nos dicen que si de lo que se trata es de profesionalizar la danza universitaria, entonces lo que se debe hacer es plantear una Facultad de Danza, un anhelo largamente discutido y que jamás se concretó porque, nos aseguran, Gloria Contreras se opuso rotundamente. Nos comentan que cambiar horarios, maestros, pasar el trapo y la escoba a los salones no son una solución real para satisfacer la demanda de la comunidad.

 

Secretaría de Cultura mete en orden a empleados

Nos cuentan que el registro digital de las huellas dactilares que en las últimas semanas se ha venido realizando en oficinas de la Secretaría de Cultura federal y que ha generado inquietud entre sus trabajadores, en realidad obedece a una actualización de datos, ya que, hasta hace poco, algunos empleados seguían portando las credenciales del extinto Conaculta. Aseguran que algo nuevo y alarmante no es, pues dicen que en algunas áreas de la dependencia federal este registro digital ya existe desde 2010, sólo que ahora se ha empezado a implementar en otras oficinas. Esta medida también responde a que ya no haya problemas en el desempeño y asistencia de los empleados porque no falta el que haga chanchullo con los registros de asistencia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS