Inteligencia artificial para visitar el MNA

INAH e IBM presentaron ayer el proyecto Voces de otro tiempo, que permitirá al público conversar con piezas del museo
El dispositivo móvil incluye 11 objetos, entre ellos la Piedra del Sol de la Sala Mexica. (CORTESÍA INAH)
31/10/2017
00:25
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

El Museo Nacional de Antropología ofrecerá, a través de la inteligencia artificial, una nueva manera de ver y conocer algunas de sus más preciadas joyas prehispánicas.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en conjunto con el Patronato del Museo Nacional de Antropología (MNA) y la empresa de tecnología y consultoría IBM, presentaron ayer el proyecto Voces de otro tiempo que permitirá a los visitantes del museo interactuar y conversar con 11 piezas de la colección del museo mediante un dispositivo móvil que utiliza la inteligencia cognitiva de Watson, plataforma desarrollada por IBM que piensa e interactúa como los humanos.

El proyecto, desarrollado durante cinco meses por personal de la empresa con asesoría de curadores de las Salas Maya y Mexica, funcionará a través de 50 dispositivos móviles en el que los usuarios podrán plantear preguntas sobre las piezas, desde información básica, como su origen, hasta cosas más complejas, como mitos e historias en torno a ellas. Algunas de las piezas con las que el público podrá “conversar” son la Piedra del Sol, la Coatlicue, la Piedra de Tizoc y la réplica del Penacho de Moctezuma; la Tumba de Pakal, el Dintel 26 y el Chac Mool. En el vestíbulo del museo también podrán interactuar con el mural Dualidad de Rufino Tamayo.

La plataforma tiene capacidad para razonar y generar respuestas a más de 22 mil preguntas en español, las cuales fueron diseñadas en colaboración con los curadores y los guías del museo. Se trata de un proyecto que, según el presidente y gerente general de IBM en el país, Antonio Martins, busca llevar la experiencia museográfica a una nueva era, además de que entrelaza el pasado prehispánico con el futuro tecnológico.

Por su parte, el director del Museo, Antonio Saborit, destacó la colaboración de los guías del museo para la recolección de las preguntas, pues aseguró que son ellos los que conocen mejor las inquietudes que las piezas generan en el público. Añadió que ese ejercicio de poder interactuar o interrogar a las piezas “transformará la relación del museo con el público”.

Los dispositivos móviles estarán disponibles durante seis meses. Para utilizarlos, los visitantes deberán solicitarlos en las taquillas del museo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS