Evaluarán murales tras incendio en biblioteca

Olimpo House es una obra de valor estético relevante para el INBA. Foto: CORTESÍA UDG
05/01/2018
00:21
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

Especialistas del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) del INBA evaluarán esta semana las afectaciones que el incendio del viernes en la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz de Guadalajara provocó a los murales de David Alfaro Siquieros y de artistas como Jesús Guerrero Galván y José Parres Arias.

Según la oficina de prensa del instituto, el Cencropam ha tenido contacto con la Universidad de Guadalajara desde septiembre pasado, cuando se presentó un dictamen del estado de conservación de la obra mural en ese recinto, pero ahora, con el incendio, les han propuesto trabajar en la evaluación de los daños y enviarles un equipo de especialistas esta semana para “realizar la inspección física y de esta forma proceder a la actualización del dictamen de referencia, así como a la conformación de un nuevo proyecto de restauración” A partir de la inspección física del Cencropam se determinará, en acuerdo con las autoridades universitarias, las acciones a seguir, dice.

El instituto indica que la obra mural Ideales agrarios y laboristas de la Revolución de 1910, que Siqueiros pintó en la nave central de este edificio histórico “es de alta prioridad para el INBA en virtud de que está catalogada como Monumento Artístico de la Nación”. Con el incendio, el mural se llenó de humo y, según la Universidad, no presenta graves daños, pero requerirá una limpieza especializada.

La otra obra mural, titulada Olimpo House, firmada por Jesús Guerrero Galván, José Parres Arias, Alfonso Michel y Francisco Sánchez Flores, también es considerada una obra de valor estético relevante por el INBA. Esta pieza, que se encuentra en el área de las oficinas administrativas, fue la más afectada. “Fueron bastantes dañados, sobre todo los del cubo de la escalera, por donde subió todo el calor y el humo; se necesitará un trabajo de restauración mucho más delicado”, comentó a este diario el martes Luz Elena Martínez Rocha, administradora general de la Biblioteca.

Además de daños al patrimonio artístico, el incendio provocado por asaltantes causó a la Universidad una pérdida por unos 750 mil pesos en acervo editorial.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS