Sinfónica de Xalapa cierra Festival de Música de Morelia

La orquesta, bajo la batuta de Lanfranco Marcelleti y el violinista eslovaco Milan Pal´A, clausuró este sábado con broche de oro la edición 29 del festival
Foto: cortesía del Festival de Música de Morelia
26/11/2017
00:28
Carlos Arrieta
-A +A

Con el magno concierto que ofrecieron la Orquesta Sinfónica de Xalapa, bajo la batuta de su director Lanfranco Marcelleti, y el violinista eslovaco Milan Pal´A,  cerró este sábado  con broche de oro la edición 29 del Festival de Música de Morelia “Miguel Bernal Jiménez”.

La presentación México-Eslovaquia, captó la atención y los aplausos en todo momento de los cerca de mil 300 asistentes que llenaron el Teatro José María Morelos de la capital michoacana.

La  Sinfónica de Xalapa -que este 2017 cumplió 88 años de hacer historia desde su creación-, abrió la gala del concierto con “Noche en Morelia”, pieza del compositor Miguel Bernal Jiménez (1910-1956), con la que demostró que sigue vigente el talento que los llevó en  1993 a representar a México en el Festival de Arte Internacional Europalia, donde triunfó como una de las mejores.

Noche de Morelia”, tiene, en términos musicales, mucha variedad de tonalidades, como la describió Marcelleti, lo que provocó que la perfecta interpretación levantara al público de sus asientos en la media luna del Teatro Morelos, para ovacionarla.

Para Lanfranco esta obra musical  del siglo XX representó mucho para la Orquesta, al ser de Miguel Bernal Jiménez y porque muestra desde la música a la sociedad que había en los años 40. Fue compuesta en 1941 como un encargo especial de la Cruz Roja, y fue estrenada por la Orquesta Sinfónica Nacional bajo la dirección de su titular y fundador Carlos Chávez.

La euforia creció cuando el brasileño y director de la Sinfónica dio la bienvenida al escenario, al violinista de origen eslovaco y una de las personalidades más destacadas de la escena musical contemporánea, Milan Pal'A.

“Milan tiene una forma de tocar muy interesante, con sonidos que no creí pudieran salir de un violín”, dijo Lanfranco, para dar pie al “Concierto para violín, Op.35, D Major”, del compositor y director de orquesta nacido en el Imperio Austro-húngaro y posteriormente nacionalizado norteamericano, Erich Wolfgang Korngold (1897-1957).

La pieza de 24 minutos, atrapó nuevamente a los asistentes, quienes respondieron al término con incansables aplausos. La tercera obra fue el “Concierto para Orquesta” del polaco Witold Lutoslawski (1913-1994), uno de los compositores europeos más importantes del siglo XX que llegó a tener mucha relación con el folklore de su país.

Marcelleti, señaló que la presentación en el Festival de Música de Morelia del “Concierto para Orquesta” es relevante, debido a que fue la última composición donde Lutoslawski utilizó elementos folclóricos, ya luego haría piezas atonales. La obra fue escrita entre los años 1950 y 1954, a iniciativa del director artístico de la Orquesta Filarmónica de Varsovia, Witold Rowicki a quien está dedicada.

Esta presentación de tres movimientos, que duran alrededor de 30 minutos y que constituyen el último peldaño y un logro notable del compositor en el período folclórico de su obra, desprendió una vez más el gusto del exigente público que no se quedó con las ganas de tener un mejor cierr y pidió una pieza más.

La Sinfónica de Xalapa deleitó a los asistentes con "Huapango" del compositor mexicano José Pablo Moncayo, con la que culminaron entre palmas su presentación. Así cerró la 29 edición del Festival de Música de Morelia que este año presentó 705 artistas de 14 países.

Ante representantes gubernamentales y artísticos, así como de la embajadora de de Eslovaquia en México, Alena Gažúrová, el presidente del patronato del Festival, Carlos Felipe de Habsburgo, señaló que en estos días, ”Morelia se convierte en un puente de cultura hacia el mundo de música y de amor”.

“El puente cultural que nosotros hacemos no es solamente de música para los más conocedores. En esta oportunidad, nosotros hemos realizado diferentes actividades gratuitas, con la idea de que la música tiene que llegar a todos los rincones”, dijo De Habsburgo, durante la clausura del Festival de Música de Morelia.

Finalmente reconoció el trabajo de los  artistas y resaltó que ”practicaron con esmero por días, meses o años, para que nosotros pudiéramos disfrutar de estos conciertos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS