¿Por qué la "Sinfonía número 9" es tan emblemática?

La primera vez que se interpretó fue el 7 de mayo de 1824, en el Teatro Imperial
¿Por qué la "Sinfonía número 9" es tan emblemática?
Ludwig Van Beethoven. Foto: Archivo
10/05/2018
12:55
Redacción
Viena
-A +A

Viajemos en el tiempo, específicamente al 7 de mayo de 1824, en Viena. El público poco a poco iba llenando la sala del Teatro Imperial para ser testigos de una ocasión especial, casi única: el estreno de la "Sinfonía número 9 en re menor" del compositor Ludwig Van Beethoven.

En esa época, aunque ya era considerado uno de los compositores más grandes, aún estaba la duda por tratarse de alguien que estaba completamente sordo.

Al finalizar el concierto, los asistentes conmocionados no creían lo que habían visto y escuchado aquella noche; sin duda, una de las más piezas más bellas jamás escritas.

"La Novena" era extraordinaria, no solo por su duración y magnitud instrumental, sino porque incorporaba un nuevo elemento: en el último movimiento intervenían cuatro solistas y un coro, que interpretaban el poema "Oda a la Alegría", de Friedrich Schi­ller.

Lamentablemente se sabe que esa fue su última aparición en público, justo a la edad de 53 años. Luego de esta presentación, el frágil estado de salud de Beethoven lo obligó a recluirse en su casa durante tres años, hasta el día de su muerte.

Desde entonces, hasta la actualidad, esa misma sensación que se produjo hace más de 190 años es la misma cuando empieza a sonar esta pieza compuesta entre 1818 y 1824, y la cual es considerada como una de las obras más importantes de la música clásica.

Son pocas las composiciones que tienen una recepción tan amplia y tan variada como la "Sinfonía número 9", de Ludwig van Beethoven, también conocida popularmente como “Coral”.

La pieza, además de ser un eje fundamental para la evolución en la música del siglo XIX, fue inspiración para poetas, escritores y artistas visuales; además ha impulsado análisis y debates estéticos y filosóficos.

La pieza puede producir muchas emociones, pero sin duda su mensjae de alegría y hermandad mundial es la que más se destaca.

Entre los compositores que se vieron influenciados por la obra resaltan: Schubert, Berlioz, Brahms, Wagner, Bruckner, Mahler, entre muchos otros.

Final "Novena Sinfonía": Video de: OFUNAM 

Esta partitura autografiada de la "Novena de Beethoven" se conserva, casi en su totalidad, en el Departamento de Música de la Biblioteca Estatal de Berlín - Fundación Patrimonio Cultural Prusiano.

Algunas hojas de la partitura que fueron eliminadas en el siglo XIX se conservan en la Beethoven-Haus, en Bonn, y en la Biblioteca Nacional de Francia, en París.

En 2001, la partitura original de la sinfonía se inscribió en el Registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO, donde forma parte, junto con otros sobresalientes monumentos, de la herencia espiritual de la humanidad.

akc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS