Niños de Oaxaca y coro francés sorprenden en concierto

El recital en el Cenart buscó recaudar fondos para agrandar la infraestructura de la escuela oaxaqueña
Niños de Oaxaca y coro francés sorprenden en concierto
La Banda de Música de la Escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia y el Coro Air France se presentaron en el Cenart. Foto: Alejandra Leyva / EL UNIVERSAL
20/04/2018
19:31
Redacción
México
-A +A

La Banda de Música de la Escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia, de Vicente Guerrero, Zaachila, Oaxaca, y el Coro Air France de la Fundación Air France fueron ovacionados en el recital que ofrecieron en el auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes, para recaudar fondos para agrandar la infraestructura de la escuela oaxaqueña y así dar atención a más niños, construir un edificio para un nuevo taller, contratar más profesores y ofrecer más becas.

Esta es la primera visita a México del Coro Air France, fundado en 1986, integrado por 80 miembros amateurs, entre los 25 y 82 años, e interpretaron la Pequeña Misa Solemne de Gioachino Rossini, bajo la batuta de Anne Laffilhe.

Posteriormente los niños de la Orquesta Infantil y Juvenil Santa Cecilia salieron al escenario para acompañar al coro e interpretar el primer movimiento de la Quinta Sinfonía de Beethoven, con la que recibieron ovaciones del público.

“La gente se sorprendió mucho por el nivel de los chicos y de los jóvenes, pudieron darse cuenta de que no es una banda de pueblo tradicional, sino una orquesta con músicos que se han esforzado mucho para tener un nivel”, explicó Isabelle De Boves, piloto de Air France, integrante del coro y benefactora de la escuela surgida en 2011.

La Escuela es un proyecto comunitario que cuenta con el apoyo de Air France desde su fundación. Entre los apoyos que ha recibido se encuentra el otorgamiento de becas para los estudiantes en proseguir sus estudios musicales en un conservatorio, y la creación de dos talleres profesionales, uno de reparación de instrumentos de viento y otro de laudería.

La agrupación también interpretó Cantique de Jean Racine de Gabriel Fauré; el Danzón Nereidas de Amador Pérez Torres, y Dios nunca muere de Macedonio Alcalá. “Las personas que asistieron se han enamorado del proyecto y algunos incluso han manifestado su deseo por hacer donaciones. No pudimos llenar el teatro como nosotros hubiéramos querido, hubo dos terceras partes de las butacas llenas. Lo único que debemos hacer es seguir mirando al futuro. Y este sábado ofreceremos otro concierto en el Teatro Macedonio Alcalá de Oaxaca, esperamos que mucha más gente pueda acompañarnos”, indicó De Boves.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS