Mancera propone reconstrucción cultural

Crimen y castigo
En la foto: Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
13/10/2017
00:26
-A +A

Mancera propone reconstrucción cultural

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, anunció ayer una reconstrucción más en la capital del país tras el sismo del pasado 19 de septiembre. Esta vez dijo que comienza “la reconstrucción cultural de la Ciudad de México en este marco de la Feria del Libro”. Claro, que el anunció sólo fue una metáfora pues no hizo ninguna mención cultural más allá de esta feria con sus libros, sus escritores y sus editoriales presentes. Bien que hablara de una “reconstrucción literaria”, pero no dijo qué más hará por esa reconstrucción cultural. Lo único que atinó a decir fue: “Hoy estamos abriendo el corazón a la cultura desde esta Feria del Libro”, tal vez lo sacó de concentración que a la sola mención de Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura capitalino, sonó un fuerte aplauso que no lo dejó terminar su frase.

Alcancía para las esculturas del MAM

“Apoya el programa de restauración del Jardín Escultórico” es la apuesta que en varios módulos, a manera de alcancías, se encuentra en distintas áreas del Museo de Arte Moderno. Hace un año, más o menos, se instalaron con el fin de recolectar recursos para el proyecto de mantenimiento de las obras de arte que se encuentran en los jardines del recinto y que conforman uno de los espacios abiertos para la escultura con mayor importancia en el país —son frecuentados por los fans de las selfies—. Nos cuentan que las primeras piezas que entrarían a trabajarse son las obras Ovi, de Hersúa, y Río Papaloapan, de Ángela Gurría, aunque al inicio del proyecto, el plan definitivo y los recursos aún no se definen. La idea es buena... no más que convendría que por los módulos-alcancía entraran además de donaciones del público, los cheques que se destinan a donativos de proyectos que nunca se concluyen, a fiestas de los días de la madre o del niño por parte de los sindicatos de cultura, a viajes de primera clase de algunos funcionarios, a vales para gasolina, o hasta aquellos recursos que sí hay en la Secretaría de Cultura para premiar a los empleados del mes. Las esculturas no pueden seguir esperando...

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios