Se encuentra usted aquí

A limpieza, Paraguas de Antropología

El plafón de aluminio de la emblemática fuente monumental del museo es intervenida con la técnica de hielo seco
Los trabajos, que se realizarán sólo en la estructura de aluminio y el plafón, tomarán dos meses aproximadamente (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
27/03/2018
00:21
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

Con donaciones en especie pero haciendo uso de una de las técnicas más innovadoras que se están utilizando en Europa, conocida como ice-blaster (inyección de hielo seco), con carga de partículas de dióxido de carbono (CO2) aplicadas con presión controlada, serán limpiados y restaurados los 6 mil 554.90 metros cuadrados del plafón de aluminio y perfiles de la fuente escultórica monumental del Paraguas que se erige en el patio central del Museo Nacional de Antropología.

Por primera vez desde su inauguración, hace casi 54 años, la cubierta del Paraguas será intervenida con ice-blaster. “Esta es una técnica que se está usando en Europa en los últimos años, en monumentos en los cuales había que quitarles cierta capa de corrosión o cierta capa de pintura. El método antiguo de hacerlo era con cepillo o semblasteo, y ahora básicamente es esto lo que se está usando para la conservación de monumentos importantes constituidos a base de metal”, aseguró Thorsten Möwes, supervisor de la limpieza del Paraguas por parte de la empresa Kärcher, que junto con Praxair, son los donadores en especie.

Gilda Salgado, encargada de las colecciones de arte moderno y contemporáneo del Museo Nacional de Antropología, dijo que antes de la celebración del 50 aniversario del recinto pensaron en emprender los trabajos pero resultaban muy caros, fue hasta hace dos años en que comenzaron a probar diferentes técnicas, desde la sand-blast, lanzar arena fina a presión con aire comprimido, hasta que llegaron a la ice-blaster, inyección con hielo seco.

“Después de varias pruebas se decidió por este proceso que se realiza a través de partículas de dióxido de carbono o hielo seco que se proyecta a la superficie por medio de una boquilla con presión. Se convocó a un Comité consultivo de especialistas que revisaron el proyecto y nos dieron su visto bueno. Entre ellos había especialistas restauradores de bienes muebles metálicos; químicos, físicos, historiadores del arte, metalúrgicos, gente que sabe cómo se deben de tratar estos elementos”, señaló Gilda Salgado.

Los trabajos que contempla la limpieza que se realizará a lo largo de dos meses aproximadamente se lograron a través del patronato del Museo Nacional de Antropología, que consiguió que empresas internacionales intervengan sin erogar un sólo peso, sino a través de donativos en especie, tal como afirmó Antonio Saborit, director del recinto cultural.

Aunque la empresa alemana Kärcher no dio a conocer los recursos estimados que donará por la intervención, Praxair México sí señaló que la donación asciende a 3 millones de pesos en su producto de hielo seco, pues se usarán dos toneladas diarias y alrededor de 170 toneladas de hielo a lo largo del proceso.

En conferencia de prensa, Saborit reiteró que ni las actividades ni el acceso de visitantes al Museo serán interrumpidas, pues la limpieza se realizará en cuanto comience la hora del cierre del museo y terminarán los trabajos cuando abra sus puertas al día siguiente; sin embargo, alrededor del Paraguas hay un amplio cerco en todo el perímetro de la fuente donde se localizan las maquinarias: depósitos de hielo seco, grúas, compresores y máquinas con las que hacen la limpieza.

Desde hace 17 años, el encargado de la obra en el Museo Nacional de Antropología, el especialista alemán Thorsten Möwes, labora en el Programa de Patrocinio Cultural de Kärcher y se ha especializado en limpiar monumentos por todo el mundo.

“Ha estado descolgado en el monte Rushmore limpiando las cabezas de los presidentes; ha estado en el London By Night, en Londres; en el Cristo Redentor en Río de Janeiro y ahora está en México supervisando esta gran obra. Hace un año estuvo aquí haciendo las pruebas”, señaló el encargado de mercadotecnia de Kärcher región Norteamérica.

Salgado enfatizó que la limpieza del Paraguas es sólo de los perfiles de aluminio y el plafón, no en toda la estructura, cuyo relieve escultórico es Imagen de México, de los Hermanos Chávez Morado, pues ésta tiene un mantenimiento cada año.

Lo que sí dijo es que el proceso para la limpieza de la pieza les llevó año y medio, hasta que el Patronato logró conseguir la logística con ambas empresas: Kärcher y Praxair, a la que se suma una empresa joven mexicana denominada Powerwash.

“En 2010 sí se realizó un proyecto de restauración del relieve escultórico y se le dio el acabado que tiene ahora. En 2012 empezamos a hacer las pruebas de limpieza en el marco del 50 aniversario del museo, que fue en 2014, pero es hasta ahora que lo logramos”, dijo Salgado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS