Velan al poeta Nicanor Parra en la Catedral de Santiago

En la ceremonia -a la que asistieron familiares, seguidores y políticos- se escuchó música de su hermana, Violeta Parra
FOTO: Alvaro Vidal/EFE.
24/01/2018
11:21
Santiago
El Mercurio/GDA y EFE
-A +A

"Háganme el favor de Velarme Como Es Debido/ dáse por entendido Que en la reina/ al aire libre —detrás del garage/ bajo techo no andan los velorios". Estas son parte de las indicaciones que Nicanor Parra dejó en "Últimas instrucciones" (1969), donde expresaba cómo quería ser despedido en el día de su muerte.

Finalmente, no fue como el lo pidió. Su velorio comenzó a las 12:30 de este miércoles en la Catedral de Santiago. Eso sí, la familia se encargó de que se cumpliera la petición del antipoeta de ser velado con música de Violeta Parra.

Es más, al comienzo de la ceremonia, autoridades de la Catedral no quisieron poner esa música y la familia amenazó con retirarse del lugar. Arreglado el desencuentro entre los Parra y la Catedral, la música de la foclorista llenó la construcción que se alza a un costado de la Plaza de Armas. El cajón donde descansa el poeta fue cubierto por un telar tejido por su madre, Clara Sandoval.

Hace mucho tiempo, Parra, nacido en San Fabián de Alico el 5 de septiembre de 1914, acuñó la frase "soy ateo, gracias a Dios" y toda su creación está matizada de alusiones irónicas a la religión.

El clásico mensaje del antipoeta "Voy y vuelvo", también fue puesto sobre su ataúd. En las primeras filas se ubicaron algunos de sus familiares más cercanos como Isabel Parra, Colombina Parra y Cristóbal "Tololo" Ugarte.

La misa comenzó a tiempo y con palabras del sacerdote, sin que todavía llegara la Presidenta Michelle Bachelet. "Hemos abierto las puertas de nuestra casa para recibir a un hijo ilustre de nuestra patria", dijo el sacerdote que dirige la ceremonia. "Viene de la cuna de una familia artística que tiene muchos talentos, y los talentos son los que Dios nos da para poder desarrollarnos", agregó.

"Me duele como nuestra música, nuestro arte, tiene tan poca cobertura a través de los medios. Porque no vende, porque no es comercial, pero la juventud tiene que conocerlo. Debemos aprender a amar a nuestra arte", expresó el sacedorte quien además confirmó que el ataúd de Nicanor Parra permanecerá en el lugar hasta las 21:00 horas para quienes quieran pasar a despedirse.

Michelle Bachelet ingresó a la Catedral a las 12:47 horas y tomó asiento justo en frente del ataúd, en la primera fila, al lado de "Tololo".

El velatorio en la Catedral, según ha trascendido, fue producto de un acuerdo entre autoridades del Gobierno y la familia del poeta.

"Es importante que Chile pueda despedirse de él, que vaya toda la gente sin importar de donde venga", dijo hoy Isabel Solero Parra, hija de Catalina Parra y nieta de Nicanor.

El cortejo con los restos del autor de "Versos de Salón" y "Hojas de Parra", entre otras obras, tardó más de una hora en el trayecto entre su casa de La Reina y la Catedral Metropolitana.

Personalidades del mundo literario local como José Antonio Viera Gallo, Jorge Edwards y Oscar Hahn se dejaron ver durante la misa, que finalizó cerca de las 13:15 horas, cuando el sacedorte bendijo el ataúd.

Despedida y descanso

Temprano este jueves, los restos de Parra serán llevados a Las Cruces, 120 kilómetros al suroeste de Santiago, para ser sepultados en la que fue su casa por más de 20 años.

La Municipalidad de El Tabo, comuna a la que pertenece Las Cruces, anunció en un comunicado que por decisión de la familia se oficiará una misa privada en la parroquia del pueblo, a las 10.00 hora local (13.00 GMT).

"Posteriormente, al mediodía, su cuerpo será enterrado en su casa de Las Cruces, como fue su último deseo, en una ceremonia con sus más cercanos", añade el comunicado.

Los aplausos de los asistentes se prolongaron por cerca de un minuto en honor a Nicanor. Luego, su nieto "Tololo" Ugarte pasó al frente para leer dos poemas de autoría de su abuelo: "Epitafio" y "Hay un día feliz".

En sus redes, "Totolo" escribió: "Te quiero abuelo. Te vamos a poner donde nos dijiste. En tu 'santo sepulcro'. Entre Neruda y Huidobro. Ahora se completan las cruces (+++)".

En Las Cruces, Nicanor Parra tenía un catalejo con el que, desde su casa, solía observar, hacia el norte, la casa y la tumba de Pablo Neruda, en la vecina localidad de Isla Negra, y hacia el sur, la casa y tumba de Vicente Huidobro, sobre un cerro del balneario de Cartagena. Ahora él descansará entre ambos. 

sc
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS