Se encuentra usted aquí

Una niña "Lunática" llega a la FILIJ

En la feria hablaron las ganadores del Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2014
Una niña "Lunática" llega a la FILIJ
Foto: Yanet Aguilar
19/11/2017
20:37
Yanet Aguilar Sosa
Ciudad de México
-A +A

A Mercé López los poemas de Martha Riva Palacio Obón le impusieron retos, pero también la certeza de que estaba entendiendo el espíritu de la narradora mexicana; juntas dieron vida a “Lunática”, el libro ganador del Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2014, que relata la historia de una niña que por culpa de un lengüetazo de luna, se convierte en niña-loba.

Esta tarde, las dos creadoras se dieron cita en la 37 feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil para hablar de este volumen que transcurre a caballo entre la realidad y la fantasía, entre la magia y el conjuro, entre el día y la noche, y entre el trabajo de dos creadoras que lograron establecer un diálogo a través de la historia esta niña para la que todos sus días son días de lobos. Y por más que su papá le diga: “Eres una niña, no una loba”, y por más que su mamá la mande castigada a su cuarto, ella sigue estrellándose contra el piso con su bicicleta intentando alcanzar la luna.

“Me dieron la posibilidad de trabajar con personajes mágicos. Lo que yo hice cuando me mandaron los poemas de Martha fue analizar y sentí que la niña se sentía un poco abandonada y con mucha soledad, entonces pensé trabajar en dos partes, una con dibujos más oscuros con el espíritu de la loba y de la noche, con lluvia y estrellas, y una segunda parte en la que las ilustraciones tienen colores rosados como los de la tarde”, señaló Mercé López.

La ilustradora española se reunió esta tarde con Martha Riva Palacio en el foro Café y Letras, ahí contó cómo fue el proceso de trabajo de “Lunática” y dijo que cada vez que leía los poemas le parecían como caligramas, con límites en los que ella tenía que adentrarse y ceñirse a ellos y al mismo tiempo crear su obra. Y eso le pareció sensacional porque sentía que hablaba el mismo lenguaje que la autora.

Por su parte, Martha Riva Palacio, quien creo a una niña-loba que sabe invocar a los espíritus de la tarde y ser un aullido que gira en la llanta que rueda jardín abajo; pero también conoce el dolor de cuando te pica una abeja en el brazo, o cuando tu estómago se vacía porque no siempre te gusta estar sola, aseguró estar feliz de lo que los dibujos de Mercé López lograron expandir de la chica lobo que ella creó.

“Yo había seguido el trabajo de Mercé y cuando en el Fondo de Cultura me dijeron que ella ilustraría mi libro me encantó. Yo sé que ilustrar es muy difícil, pero ilustrar poesía lo es más, por eso cuando iba recibiendo las ilustraciones sentí como si Mercé se hubiera metido en mí, como si hubiera entrado en mi inconsciente, y logró que eso que yo digo entre líneas o no lo digo, Mercé lo logró sacar al primer plano”, señaló Riva Palacio Obón.

La autora de libros para niños como “Buenas noches Laika”, dijo que una cosa es el poemario que ella mandó al premio y otro este libro. Aunque al final prevalece la idea que ella tiene de la poesía: “la poesía tiene que ver con el conjuro, con la magia. La poesía es conjurar una tormenta con la lengua para que luego el lector pueda agarrar las palabras y crear sus propias tormentas”, señaló Martha Riva Palacio.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal