Emmanuel Carrère, premio FIL, se solidariza con periodistas mexicanos

Expresó su "admiración con todos los periodistas que siguen ejerciendo este oficio tan difícil y peligroso aquí"
FOTO: Juan Boites/EL UNIVERSAL.
25/11/2017
16:46
Guadalajara
Yanet Aguilar Sosa/Enviada
-A +A

Emmanuel Carrère se solidarizó con los periodistas y con México, dijo admirar a todos los colegas que siguen ejerciendo este oficio que en nuestro país es tan difícil y peligroso.

"Por supuesto, me han informado que México es uno de los país en el mundo donde es peligroso ser periodista. ¿Qué puedo decir?, es algo vano e irrisorio: sólo puedo expresar mi solidaridad y mi admiración con todos los periodistas que siguen ejerciendo este oficio tan difícil y peligroso aquí, además diría que el periodismo es una forma de literatura que presenta los peligros del oficio".

Luego de dictar su discurso de recepción del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, con el que dio inicio la 31 edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara que tiene a Madrid como invitada de Honor, Emmanuel Carrere, tuvo un encuentro con los medios de comunicación donde dijo que él escribe su periodismo en primera persona porque le parece normal hacerlo.

“Lo hago no por exhibicionismo o narcisismo sino por humildad y consiste en decir: lo que estoy narrando es lo que he oído, entendido, visto, sentido. Sólo yo lo siento así, no es una verdad revelada y esto me parece una preocupación pero además un principio de escritura y testimonio", enfatizó el autor de Conviene tener un sitio a donde ir , su novela recién aparecida en español en editorial Anagrama.

El narrador, guionista y periodista asegura que en su discurso quiso hablar de las responsabilidades que los que escriben tienen frente a la gente y frente a la sociedad "cuando escribimos periodismo o ficción".

"Esta sí es una pregunta moral, pero a la vez artística y creativa y de hecho la línea moral es muy sencilla. Consiste en no perjudicar a nadie, y sin embargo es complicado, hay casos en los que podemos escribir cosas muy hostiles, muy rudas, pero es algo que podemos hacer como ciudadanos más que cómo persona privada frente a otra y cuando escribo estas exigencias morales no son las mismas, como en mi libro de Vidas ajenas, son personas de las que era amigo. Pero cuando son personajes públicos no tengo esta misma línea moral frente a este personaje, mi línea va a variar según mis libros y las situaciones", señaló Carrère.

Su método de trabajo dijo es ir con las personas que no piensan como uno. "Es muy importante en el reportaje, y a menudo cuando digo que dura 15 días uno de mis reportajes, hay una primera semana que paso con gente cercana y después hago el esfuerzo de pasar en la segunda semana con gente que no es tan cercana, con gente que no conozco. Lo hice con los anti Putin en Rusia, por ejemplo, los demócratas, que son muy pocos pero son la gente con la que puede hablar más naturalmente. Y trataba de con gente que apoyaba a Putin”.

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS