Con una novela criminal, Volpi gana 175 mil dólares

El escritor mexicano, reconocido ayer con el Premio Alfaguara, asegura que su prioridad seguirá siendo su trabajo en la UNAM
En conferencia de prensa, Jorge Volpi aseguró que dedicó tres años a la historia, así como a una profunda investigación y a la lectura total del expediente del caso que dio origen a su premiada novela. (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
01/02/2018
00:24
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

Jorge Volpi obtuvo el Premio Alfaguara de Novela 2018 con una novela de no ficción que intenta dilucidar la verdad de las muchas ficciones que plagan nuestro México.

En Una novela criminal, el narrador mexicano relata un caso particular que al cabo de la historia se convierte en un retrato de México.

“Desde que decidí escribir el libro después de haber leído los libros que se publicaron antes sobre el caso, me di cuenta que quería contar una historia de unos personajes particulares. Fundamentalmente es un libro sobre Florence Cassez y sobre Israel Vallarta, que es mucho menos conocido, pero también se convertía en un retrato de México a través de su sistema de justicia y a través de la infiltración de la política y la corrupción en su sistema de justicia. También ese libro es esto”, señaló el reconocido escritor durante una conferencia de prensa realizada la tarde de ayer, luego de que por la mañana se anunciara que era el galardonado con el Alfaguara.

Artículo

Calderón y Sarkozy estaban obsesionados con la justicia: Jorge Volpi

El escritor fue galardonado con el Premio Alfaguara de Novela por un libro donde retoma el caso de Florence Cassez e Israel Vallarta
Calderón y Sarkozy estaban obsesionados con la justicia: Jorge VolpiCalderón y Sarkozy estaban obsesionados con la justicia: Jorge Volpi

 

Volpi, quien se convirtió en el tercer mexicano en obtener ese premio —dotado de 175 mil dólares— en sus 21 ediciones, dijo que uno de los grandes problemas de esta historia y de la realidad es la confianza.

“Es imposible confiar en el sistema de justicia mexicano, imposible confiar en que lo que dice el expediente es cierto, imposible confiar en que las decisiones de los jueces o de los ministerios públicos no están motivadas políticamente y por lo tanto la búsqueda de la verdad se vuelve mucho más difícil, de hecho se vuelve el tema central de la historia”, afirmó Jorge Volpi, quien dedicó tres años a la historia, así como a una investigación muy profunda y a la lectura total del expediente.

Aseguró que lo terrible del caso es el ex presidente Felipe Calderón, “decidido a no entregar a Florence por la presión interna mexicana, y montan toda la historia”.

“Es cuando Genaro García Luna y el equipo de la Secretaría de Seguridad Pública deciden que tienen la obligación de probar la existencia de la banda del Zodiaco y la culpabilidad de Florence como miembro de la banda. Y este es uno de los peores momentos de la historia: hay un momento claro en que hay una decisión del Estado mexicano de destruir a una familia mexicana entera, la de Israel Vallarta”, señaló.

Incluso aseguró que en el fondo, Calderón y el presidente francés, entonces Sarkozy, eran mucho más parecidos, ambos estaban absolutamente obsesionados con la justicia y con hacer justicia, ambos con una visión un tanto mesiánica de transformar por completo el sistema, ambos de derecha y ambos tenían este rasgo de carácter muy parecido, que es la terquedad absoluta, agregó.

“Creo que eso los llevó a ese enfrentamiento que está lleno de malos entendidos, que intento desmenuzar en el libro, entre Francia y México”, comentó.

Artículo

Desconfianza en el sistema judicial mexicano impulsó novela de Volpi

Con "Una novela criminal" se sumergió en las contradicciones e inconsistencias del caso Cassez-Vallarta
Desconfianza en el sistema judicial mexicano impulsó novela de VolpiDesconfianza en el sistema judicial mexicano impulsó novela de Volpi

 

Aseguró que quería contar esta historia tan enrevesada desde la literatura sin ficción, pero tan llena de ficciones, que tiene tantas fases, conflictos y personajes complejos.

“Quería contarla desde mi propia perspectiva, con los instrumentos tanto de la realidad como de la literatura, contarlo (el caso) como si fuera una novela, aprovechando los recursos propios de la literatura, pero sin traicionar nunca los hechos, salvo cuando me permito tratar de llenar una serie de vacíos que no puede darnos la realidad… La idea es que finalmente el lector decida a partir de los hechos que voy encadenando y dando esta forma de novela sin ficción que intentaría emular en alguna medida esos libros que van de A sangre fría, de Capote, o La canción del verdugo, de Norman Mailer, a El adversario, de Emannuel Carrère”.

Ahora, a Volpi le queda por delante una intensa campaña de promoción que, dijo, cumplirá pero desde la certeza de que su compromiso principal es con la Universidad Nacional Autónoma de México, donde es coordinador de Difusión Cultural. “Aprovecharé todas mis vacaciones posibles y todos los fines de semana que pueda para cumplir con mi casa editorial, pero mi prioridad es la Universidad”, señaló.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS