La huida de Quetzalcóatl, obra tolteca contra el tiempo

La puesta en escena a cargo de la UNAM fue escrita por Miguel León-Portilla
FOTO: Carlos Mejía/EL UNIVERSAL.
28/10/2017
00:40
Aarón Barrera
-A +A

[email protected]

En el torrente del tiempo las plumas del quetzal se decoloran, las piedras de jade se agrietan, la cultura de los pueblos se extingue y el verdor de las flores perece. ¿Puede el hombre escapar a esta fugacidad sin dejar atrás la vida tal como la conoce? Este es el dilema primigenio en La huida de Quetzalcóatl, única pieza teatral escrita por Miguel León-Portilla que se representa por vez primera. La puesta en escena del texto escrito en 1952 está a cargo de la UNAM.

 

El filósofo e historiador mexicano escribió la obra a los 29 años basado en el mito de Ce Ácatl Topiltzin Quetzalcoátl, sacerdote y rey de Tula que veló por el arte y la salud espiritual de su comunidad, quien después de ser visitado por misteriosos emisarios entró en un profundo trauma al darse cuenta que sus creaciones, corporalidad, e incluso su pueblo, terminarán por perecer. Así, después de contemplar su rostro envejecido como una fugaz manifestación, comienza una serie de disertaciones filosóficas en su búsqueda por rebelarse del tiempo.

 

La huida de Quetzalcóatl, que se presenta desde el 20 de octubre y hasta el 10 de diciembre en el Teatro Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario, conjugó el esfuerzo de más de 160 académicos y artistas, quienes durante el último año documentaron aspectos históricos-estéticos para la fiel exposición del texto en escena. La arquitecta y escenógrafa Mónica Raya encabezó este esfuerzo para mantener la densidad del drama y preservar su identidad.

 

“En la escuela nos dicen que el teatro comenzó en Grecia y las lecciones se basan en piezas occidentales de Shakespeare o Molière. No apelamos a artistas mesoamericanos, a la cultura conquistada. Este texto audaz propone la descolonización, pues presenta una tragedia tolteca, no una tragedia griega. Espero que la sensación que pueda dejar sea de cierto desasosiego y una necesidad por buscar estas fuentes originales de sabiduría”, expresó Raya en entrevista.

 

Al no existir una fuente original y no ser un hecho histórico comprobado, Miguel León-Portilla solicitó a Raya que se basara estéticamente en el Códice Borbónico y presentara la pieza como un ejercicio que dignifique nuestra cultura desde una propuesta espectacular. Por ello, el montaje incluye escenografía digital, ejercicios de acrobacia aérea, así como suntuosos atavíos que celebran la abundancia cultural mesoamericana.

 

Gastón Yanes, Juan Carlos Vives, Muriel Ricard, Miguel Ángel López, Luis Lesher y Julio Escartín son parte del elenco protagónico de la obra, en la que las Facultades de Arquitectura, y de Filosofía y Letras también colaboraron. Se presenta jueves y viernes a las 20 hrs.; sábados, 19 hrs. y domingos a las 18 hrs.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS