Aún nada de la seguridad social para artistas

Crimen y castigo
Jesús Romero baila una obra de Guillermina Bravo (FOTO: RENZO GÓSTOLI. LIBRO “LA DANZA EN MÉXICO EN EL SIGLO XX”)
17/01/2018
00:23
Periodistas Cultura
-A +A

Aún nada de la seguridad social para artistas

En las últimas semanas, la danza nacional ha perdido a dos de sus más destacados miembros, los bailarines Juan Caudillo y Jesús Romero, miembros del emblemático Ballet Nacional de México, fundado por Guillermina Bravo. La muerte de Caudillo, ocurrida en diciembre, pasó inadvertida para las autoridades culturales. El deceso de Romero mereció apenas una mención en redes sociales institucionales. Las lamentables pérdidas han puesto sobre la mesa, una vez más, la acopiosa necesidad de poner en marcha un programa de seguridad social para artistas, especialmente para los profesionales de la danza, cuyos cuerpos son su instrumento de trabajo. Semanas antes de la muerte de Romero, la comunidad dancística solicitó que se le condonoran los gastos médicos al intérprete y se pidieron donaciones para apoyarlo económicamente. Por desgracia, el artista falleció por complicaciones de una neumonía el pasado seis de enero. En julio de 2017, la secretaría de Cultura adelantó que estaba en conversaciones con la Secretaría de Salud para llegar a un convenio que beneficiara a los creadores en situación vulnerable, pero no se ha informado nada al respecto. ¿Hasta cuándo se pondrá este tema en las prioridades de la agenda?

“El Pato Pascual”, muy, muy lejos de México

Concluyó en el MAK Center de Los Ángeles la exhibición Para leer al Pato Pascual: la América Latina de Disney y el Disney de América Latina, exposición del proyecto Pacific Standard Time: LA/LA, que se realizó en California. Esta muestra, curada por Rubén Ortiz-Torres y Jesse Lerner, analizó cómo la imaginería de Disney fue reinterpretada en América Latina. Sin embargo, como otras muestras del proyecto LA/LA, no está en la agenda de los museos mexicanos su exhibición. La razón, —¡qué raro!— tiene que ver con los presupuestos de los museos (aunque algunos señalan que las trabas burocráticas son la causa). Nos cuentan que aunque recintos como El Chopo alzaron la mano, los costos y trámites atoraron el asunto. Y aunque se intentó que el Getty apoyara la gira económicamente, no tener garantías claras en México dificultó más el proceso. Una opción que se está manejando es la de hacer variaciones de la exposición, con énfasis en artistas locales, dado que también hay interés en un museo de Buenos Aires; entonces se haría una exhibición de artistas mexicanos y otra en Argentina con sudamericanos. Una vez más, nos recuerdan, estas lecturas acerca de América Latina sólo son visibles por fuera de América Latina...

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS