Tres días para debatir en museo sobre drogas

El recinto itinerante que ha visitado Londres, Nueva York y Montreal llega a México para exhibir 80 obras de arte de 26 creadores
Diego Garcia-Devis, vocero de Open Society, asegura que el museo propone crear un debate desde el arte y la voz de expertos. Foto: IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL
04/05/2018
00:24
Yanet Aguilar Sosa
-A +A

[email protected]

Pistolas convertidas en palas, una propuesta de Pedro Reyes en la que las armas se convirtieron en herramientas para sembrar vida; seis fotografías capturadas por Adriana Zehbrauskas, de Grace Elizalde, la niña mexicana que ha enfrentado la epilepsia con un aceite a base de marihuana; y tres trofeos que celebran el lado oscuro de la victoria, realizados por David Freeman, son parte de la muestra que exhibe el Museo de Política de Drogas que por solo tres días puede recorrerse en esta ciudad.

Entre hoy y el domingo, de 10 a 21 horas, los mexicanos podrán ver 80 obras de 26 artistas —entre ellos 16 mexicanos—, en este museo itinerante que ha recorrido Londres, Montreal y Nueva York, y a hora llega a México.

La iniciativa de Open Society, fundación internacional que analiza políticas públicas, entre ellas las drogas, es a decir de su vocero, Diego Garcia-Devis, una oportunidad de debatir. “Es la primera vez que está en América Latina y pone sobre el debate público una reflexión de la necesidad de afrontar este fenómeno desde una perspectiva de salud social y desarrollo humano, a diferencia de lo que se ha hecho, que es verlo desde la perspectiva penal y de seguridad”.

Diego Garcia-Devis dice que en este tiempo de elecciones, México tiene la oportunidad de repensar cómo ha abordado este fenómeno y que ponga en el centro del debate a las víctimas.

Dice que 16 de los 26 artistas son mexicanos con la intención de que narren la situación en México para México. “Queremos recrear con el museo una memoria histórica, la memoria de lo que ha sucedido en los últimos años en México, y la memoria histórica tiene la función de recordar lo que hemos hecho mal para no repetirlo”. Y aunque dice que se ha generado en varios países una intención de debatir el fenómeno, en general seguimos afrontando el tema desde una perspectiva moralista donde estigmatizamos al consumidor de drogas y donde el que cultiva amapola es parte de la cadena del narcotráfico.

“Este museo lo que busca y ha logrado en algunos lugares como Nueva York o Londres es que la sociedad reflexione sobre esas poblaciones que en realidad son víctimas de un marco normativo que las criminaliza y estigmatiza. El fenómeno de las drogas no solamente está relacionado con la producción, comercialización y uso, y por eso es que la Fundación dio a conocer aquí también el informe ‘Corrupción que mata’, que da cuenta de la impunidad desde las instituciones del Estado han fomentado violaciones de derechos humanos.

“El fenómeno de drogas atraviesa diferentes esferas y sectores: seguridad, desarrollo humano, salud, género, juventud, tratamos de abordar la mayor cantidad de temas que tienen que ver con el fenómeno”, dice Garcia-Devis, quien agrega que durante los tres días tienen un programa amplio de conferencias y talleres con expertos, investigadores y artistas que analizan el tema.

El museo, ubicado en Lucerna 32, colonia Juárez, exhibe la obra de otros artistas, como Eduardo Olbés, Said Dokins, Andrés Orjuela, Álvaro Cuevas, Malcom Linton y Jorge Tellaeche.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS