Restauran la Virgen María favorita del papa Francisco

La Salus Populi Romani, pintura bizantina sobre madera, era venerada por los romanos
Restauran la Virgen María favorita del papa Francisco
AP Photo/Alessandra Tarantino, archivo
25/01/2018
12:54
Roma
-A +A

La imagen de la Virgen María favorita del papa Francisco en Roma ha sido restaurada.

El Vaticano publicó el miércoles fotografías de la pintura bizantina sobre madera, la Salus Populi Romani, la cual era venerada por los romanos. Será mostrada al público cuando el pontífice oficie una misa especial el domingo en la Basílica de Santa María la Mayor, donde se encuentra.

La mañana después de haber sido elegido papa, Francisco salió subrepticiamente del Vaticano para rezar ante el ícono, el cual presenta a la Virgen María envuelta en una túnica azul mientras sostiene al niño Jesús, quien a su vez tiene un libro dorado con piedras preciosas. Antes y después de cada viaje al extranjero, Francisco visita la basílica para rezar ante el ícono y deja un ramo de rosas blancas.

Barbara Jatta, directora de los Museos del Vaticano, dijo que la restauración develó los colores “delicados” de las caras de María y Jesús, y el brillo de la túnica dorada del niño Dios y de la túnica azul de María.

La restauración también ayudará a los académicos a fechar la pintura, cuyos orígenes no son del todo claros. Se dice que fue realizada en Jerusalén en el siglo V y que presuntamente la pintó el mismo San Lucas. En un artículo publicado el jueves en el periódico L’Osservatore Romano del Vaticano, Jatta indicó que es más probable que la pintura sea de entre los siglos XI y XIII.

Además de limpiar la imagen y de reparar algunos defectos de restauraciones pasadas, los curadores hicieron una nueva vitrina para el ícono, más liviana y con asas, para que fuera más sencillo y seguro transportarla en las múltiples celebraciones religiosas en las que se exhibe.

El primer papa latinoamericano es particularmente devoto de la iconografía de la Virgen María, y como obispo y cardenal iba a la Basílica de Santa María la Mayor para rezar ante la imagen de la Salus Populi Romani cada vez que visitaba la ciudad. El otro ícono de la Virgen María al que Francisco le tiene un afecto especial es el de “María la que Desata los Nudos”, que vio por primera vez en una iglesia bávara cuando estudiaba en Alemania en la década de 1980.

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS