Fundación Leo Matiz lucra con fotos de Frida Kahlo

Retratos tomados por Rosa Rolanda, consignados en libros y catálogos, son vendidos hasta en 5 mil 500 euros con la firma del fotógrafo colombiano
El acervo al que pertenecen los retratos está bajo custodia de la Casa Luis Barragán. Se exhibieron en 2011 en "Una orquídea tatuada. La danza en las manos". Foto: Tomada del libro "Una orquídea tatuada"
07/11/2017
03:50
Gerardo Martínez
México
-A +A

[email protected]

Desde 2014, la Fundación Leo Matiz ha exhibido y comercializado en galerías extranjeras una serie de retratos de la pintora Frida Kahlo con la firma de Leo Matiz, aun cuando historiadores y curadores aseguran que en realidad fueron capturados por la artista norteamericana Rosa Rolanda. Se trata de al menos cuatro fotografías tomadas entre 1935 y 1940, que desde hace tres años son comercializadas por esa fundación como obra del  fotógrafo colombiano. Los negativos originales de los retratos son parte del Archivo Rosa y Miguel Covarrubias, que desde 1988 está bajo resguardo de la Casa Luis Barragán. En tres de ellos, Kahlo luce recostada en un césped con un tocado de crisantemos en la diadema y mirando a la cámara; en una más aparece sentada bajo la sombra de un árbol. Estas imágenes fueron exhibidas del 24 de febrero al 22 de mayo de 2011 en la exposición Una orquídea tatuada y la danza en las manos. Rosa Rolanda (1898-1970), e incluidas un año después en el catálogo que publicó el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (hoy Secretaría de Cultura).

Como curador de esta exposición, Juan Rafael Coronel Rivera expone los criterios que siguió su equipo para la selección de cada una de las fotografías: “Las fotos que aparecen en el libro fueron tomadas por Rosa. Los negativos en ese momento estaban en el archivo de la Casa Barragán. Las imágenes no estaban ampliadas. De Frida sólo había un par de retratos en positivo y se contrató un laboratorio para que ampliara todas las demás a partir del archivo original. Además, Rosa era muy meticulosa. Ponía datos en las hojas de contacto apuntados con su puño y letra. Les pusimos el crédito de Rosa porque los negativos tenían su letra. Eso fue lo que usamos para discernir que eran de ella”.

 A esta voz se suma la de Adriana Williams, quien dirigió la catalogación del patrimonio que Rosa Rolanda dejó en manos de Luis Barragán, su albacea. Además de los retratos de Frida, Williams llama la atención sobre otra fotografía que se exhibió hasta el 17 de septiembre en el Colegio de San Ildefonso en la exposición Leo Matiz: el muralista de la lente, y que asegura también es de Rosa Rolanda. En ella aparecen Diego Rivera y Miguel Covarrubias frente a  un grupo de músicos. Una fotografía de esta serie  aparece en el libro que el Fondo de Cultura Económica publicó a Adriana Williams en 1999 con el título de Covarrubias. “Las fotos publicadas en mi libro y las de la exposición de Rosa Rolanda fueron tomados por Rosa”, dice Williams. Esta serie forma parte de los catálogos que la Fundación Leo Matiz ofrece para la adquisición de alguna réplica.

En octubre 2012, la Fundación Leo Matiz anunció el hallazgo de 55 negativos inéditos, entre ellos una serie de retratos de Kahlo.  Así iniciaron varias  exposiciones en el extranjero. La primera fue en la galería A+V Art, en Miami,  del 23 de mayo al 12 de julio de 2014, en donde se presentaron 13 retratos de Frida, entre ellos los publicados en el catálogo dedicado a Rosa Rolanda. Cada réplica se vendió hasta en 4 mil dólares.
fundacion_leo_matiz_0.jpg
Captura del catálogo de la Fundación Leo Matiz. Para ver el material completo aprieta la imagen o haz clic aquí.

Esos cuatro retratos también fueron exhibidos en la Fototeca Latinoamericana, en Buenos Aires, entre el 9 de octubre de 2015 y el 6 de marzo de 2016, y en la galería ONO Arte Contemporánea, en Bolonia, Italia, entre el 14 de enero y el 28 de febrero de ese año. Del 8 de marzo al 14 de junio de 2016, una de estas fotografías se exhibió en el Museo de Arte Latinoamericano de Los Ángeles (MOOLA, por sus siglas en inglés). El año pasado, las galerías Freijo, de Madrid, y La Térmica, en Málaga, España, abrieron sus puertas a la exposición Frida Kahlo. Fotografías de Leo Matiz en la Casa Azul, en donde se presentaron dos de estas fotografías.

En la galería ONO Arte Contemporáneo se pidió un ejemplar del catálogo de la exposición. Al estar agotadas las existencias, los encargados ofrecieron un listado de la obra disponible para  adquisición. Los precios de cada réplica oscilan entre mil 800 y 5 mil 500 euros.

Estudio técnico y jurídico. En una consulta a la Casa Luis Barragán para conocer el acervo de Rolanda, la directora de la institución, Catalina Corcuera, informó que la consulta permanece suspendida por trabajos de digitalización; pero reconoció que los retratos que aparecen en el catálogo fueron tomados por la fotógrafa norteamericana. “Nosotros tenemos los negativos, pero la Fundación Leo Matiz tiene registrados los derechos de autor”, dijo Corcuera, quien explicó que desde hace dos años se encuentran haciendo un estudio técnico y jurídico sobre el uso que esta fundación ha hecho de las cuatro fotografías.
rosa_rolanda_leo_matiz-1.jpg
Fotografía de Rosa Rolanda atribuida Leo Matiz. Foto: Tomada del libro "Una orquídea tatuada" 

En conversación telefónica, Alejandra Matiz dijo desconocer los antecedentes de estas fotografías y rechazó que la Fundación Leo Matiz busque algún acercamiento con la Casa Luis Barragán.

 —¿Cómo llegaron a usted los retratos de Frida Kahlo?

 —En los archivos de mi papá hemos encontrado más de 180 fotografías de Frida Kahlo. Esos negativos, fotos y contactos siempre han estado en nuestros archivos. De otros archivos no sé.

 —Pero estos retratos de los que le hablo se publicaron en 2012 en el catálogo de la exposición Una orquídea tatuada y la danza en las manos. ¿Tuvieron el cuidado de revisar los antecedentes?

—A mí se me hace muy raro. En las fotografías  que tenemos de Rosa, ella aparece con Diego y en otras con mi papá.

—Pero estamos hablando de los retratos de Frida Kahlo. ¿No considera un descuido la falta de revisión de este catálogo?

—No tengo nada que ver y nunca supe nada de eso.
fundacion_leo_matiz_1.jpg
Captura del catálogo de la Fundación Leo Matiz. Para ver el material completo aprieta la imagen o haz clic aquí.

—El curador de esa exposición menciona que los negativos de estos retratos de Frida tenían la firma de Rosa Rolanda. ¿Tomaron ustedes esas precauciones?

—No. No hay firma en ninguno. No tienen firma de nada. Ni de Rosa Rolanda ni de mi papá.

—¿Por qué sólo dos de esos retratos se han exhibido en México, en específico en una exposición que hubo en la Embajada de Alemania en nuestro país, pero sí se han expuesto las cuatro fotografías en otras galerías del extranjero? ¿Por qué no incluirlos en la exposición Leo Matiz: el muralista de la lente?

—El archivo de Leo Matiz es tan grande que no me parece que las fotos de Frida sean artísticas. Realmente son fotos de un personaje muy importante, pero la obra de Leo Matiz no sólo es Frida Kahlo.

—Si considera que no son artísticas, ¿por qué ofrece réplicas de ellas hasta en 5 mil 500 euros?

—No sé. Tengo fotos de mi papá que llegan hasta 40 mil dólares. Pero en ellas no aparece Frida. Tenemos otras fotos importantísimas. A Frida la presentan tantos fotógrafos que a mí no me interesa presentar otra Frida. Una cosa son los precios que se presentan y otra cosa es la realidad. 

—¿Tiene registrados los derechos?

—Toda la obra de Leo Matiz está registrada. Pero no me interesa Frida.

—¿Tiene pensado acercarse a la Casa Barragán para hacer algún tipo de negociación?

—No tengo idea de la Casa Barragán.

Hace unos meses, al dar a conocer el calendario de actividades para celebrar el centenario del  fotógrafo colombiano, la Fundación Leo Matiz anunció que en junio de 2018 inaugurará la exposición ¡Viva la vida!: Frida Kahlo en el Museo de Bellas Artes de La Habana, Cuba.   (Con información de Caterina Morbiato)

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS