En Hidalgo, la cita con la fotografía

Lourdes Almeida, Eniac Martínez y Marco Antonio Cruz, reconocidos en Encuentro Nacional de Fototecas
El Encuentro Nacional de Fototecas se realiza en Hidalgo, del 24 al 26 agosto. (DINORATH MOTA. EL UNIVERSAL)
25/08/2017
00:24
Dinorath Mota López / Corresponsal
Pachuca
-A +A

[email protected]

El reto para la fotografía en el aspecto técnico para México y el mundo es que ésta no sea una generación sin memoria, que pierda su acervo, como ocurrió con la producción fotográfica de los siglos XIX y XX, que se estima desapareció en 80%, dijo Juan Carlos Valdés Marín, director del Sistema Nacional de Fototecas (Sinafo).

En la 18° edición del Encuentro Nacional de Fototecas, que se realiza en Hidalgo del 24 al 26 agosto, inaugurada por el gobernador Omar Fayad Meneses y el director general del INAH, Diego Prieto, la Ciudad de Luz y Plata se vistió de fiesta.

La fotografía se vislumbra en su máximo esplendor con la muestra Naturaleza Muerta, de Michiko Kon, una de las fotógrafas más relevantes de Japón que por primera vez presenta su obra en México, basada en la muerte, la sexualidad y la belleza del mar.

La medalla al Mérito Fotográfico reconoce a Lourdes Almeida, Marco Antonio Cruz y Eniac Martínez, seleccionados en un grupo de 25 fotógrafos. En el encuentro participan más de 500 personas de 26 fototecas del país, y acuden especialistas de Japón, Cuba y EU.

A 41 años de la creación de la Fototeca Nacional, el encuentro llega a su mayoría de edad con dos elementos de relevancia: la radio, desde la cual se puede conocer la fotografía y el involucramiento de jóvenes. El reto para Valdés Marín es preservar: “No basta sólo con tomar y que éstas se queden en la nube o en la memoria que luego se borra y se pierde, el llamado es a tener la historia”.

La fotógrafa. Zapatos, de hombre, de mujer o de niños, cuyos dueños dejan atrás una historia, un país y a su familia en busca de un sueño, unos lo logran y otros se quedan en el camino. Ese es el trabajo que realiza desde hace dos años la fotógrafa Lourdes Almeida.

Recuerda que los zapatos han constituido parte de su historia, primero cuando conservó los que sus nietas usaron de pequeñas; luego, a los 15 años de edad, dice, les regaló los pasos de su vida, en un par de zapatos.

El trabajo que realiza es en la frontera norte con migrantes mexicanos que cruzan a pie; el proyecto de zapatos empezó hace 16 años y con los migrantes hace dos. Sensibilizar es el primer objetivos en torno a un tema tan importante como es la migración.

Al recibir la mellada al Mérito Fotográfico, Almeida definió su carrera de 45 años en una frase: “Es mi vida”.

De esta trayectoria, una de los recuerdos más importantes, señala, es haber sido parte del “Taller de la luz”, en 1970. La fotografía para esta artista es expresar e interpretar la realidad a través de una gráfica. Como las que prepara en este proyecto de migrantes que verá la luz en una exposición y tal vez en un libro el próximo año.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS