Disfrutan de Gustav Klimt en las alturas

Un paso elevado en el Museo de Historia del Arte de Viena permite a la gente admirar la obra de Klimt en sus muros. (JOE KLAMAR. AFP PHOTO)
13/02/2018
00:22
EFE
Viena.
-A +A

Poner cara a cara al público con varias obras de Gustav Klimt que, por estar colgadas a doce metros de altura, pasan desapercibidas a la mayoría, es el homenaje que el Museo de Historia del Arte de Viena dedica al autor de El beso, a 100 años de su fallecimiento.

"Muchos visitantes acuden al museo y se sorprenden al saber que tenemos 13 obras de Klimt en lo alto de la escalinata”, dice Sabine Haag, directora del museo.

Para acercarlas a los visitantes, el recinto instaló un paso elevado que, hasta el 2 de septiembre, permite colocarse, literalmente, cara a cara con la obra de Gustav Klimt (1862-1918).

Las pinturas adornan los espacios entre los arcos y las columnas alrededor de la escalinata principal del edificio, repasan diferentes estilos y épocas artísticas —desde el Antiguo Egipto hasta el siglo XIX— y son un claro ejemplo de la primera época de Klimt, precursoras aún de lo que luego fue el Jugendstil, el Modernismo vienés liderado por este artista. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS