Los retos de Diego Vázquez frente al Taller Coreográfico de la UNAM

Todas las propuestas del nuevo director estarán sujetas a aprobación de un comité y de las autoridades culturales universitaria
FOTO: Cortesía Danza UNAM.,
19/01/2018
11:40
Alida Piñón
Ciudad de México
-A +A

El nuevo director del Taller Coreográfico de la Universidad Nacional Autónoma de México (TCUNAM), Diego Vázquez, tiene el objetivo de convertir a la compañía en una referencia de la danza nacional y elevar su nivel técnico e interpretativo; además, buscará que haya más presencia de coreógrafos nacionales y extranjeros.

El reto, reconoce, no será fácil pues tendrá que enfrentarse al peso de la historia de su fundadora, Gloria Contreras; todas sus propuestas estarán sujetas a aprobación de un comité y de las autoridades culturales universitarias, y deberá trabajar con el sindicato universitario.

Vázquez (Ciudad de México, 1981) es actualmente director de la compañía Laleget Danza y se ha convertido en el primer director artístico del Taller elegido por convocatoria abierta en 47 años de historia; sucede a Gloria Contreras, fundadora y titular de la compañía hasta su muerte, en 2015, y a Ángel Rosas, que estuvo a cargo entre 2016 y 2017.

El Comité de Selección fue integrado por Evoé Sotelo, directora de Danza UNAM; Alberto Dallal, investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas, representando a la Coordinación de Difusión Cultural; Guillermo Maldonado, representante del Colegio Asesor de la Dirección de Danza de la UNAM; la coreógrafa Cecilia Lugo y Gregorio Luke, hijo de Gloria Contreras.

De acuerdo con la convocatoria, Vázquez será contratado por un periodo de dos años, con la posibilidad de renovar por un periodo similar y tendrá como asistente de dirección a la bailarina y coreógrafa francesa Sarah Matry-Guere.

“La meta principal del Taller Coreográfico de la UNAM es acercar la danza a los universitarios y después al resto del país. Durante la dirección de la maestra Contreras se buscó acercar el ballet contemporáneo y se exploró en la danza contemporánea. Se invitó a coreógrafos, a escenógrafos, a músicos a crear danza. Yo, como director de Laleget Danza he tenido una misión muy similar, me identifico con los objetivos del Taller, muchas de mis obras son para la divulgación de la danza porque son para niños y jóvenes. Vi que los intereses coincidían y consideré que no es imposible hacer las dos cosas; por eso presenté mi proyecto. Me siento listo”, indicó en entrevista vía telefónica desde Holanda, en donde se encuentra concluyendo una estancia artística.

El coreógrafo añadió que tendrá que hacer un “malabar muy cuidadoso y muy fino, y muy prudente” para poder estar al frente del TCUNAM y de Laleget Danza, y aseguró que una de las cosas que más le interesa es utilizar la infraestructura de la compañía.

“Todos mis fuerzas se vuelcan a que el Taller tome poco a poco un aire más consecuente con la escena de la danza nacional, pero también a seguir dando luz a la obra de la maestra Contreras porque el público joven debe verla. Creo, de verdad, que muchas de sus obras se tienen que seguir montando y eso me entusiasma mucho.

"Y me interesa mucho la infraestructura del Taller, tiene todo para que México esté muy orgulloso de su existencia. Yo tengo mi propio proyecto y ahí la llevo, pero el Taller tiene la infraestructura ideal para ser representativa de la danza en México, es cosa de trabajar en conjunto para lograrlo. Muchas compañías importantes en el mundo tienen un salón de ensayos, tienen un presupuesto como el del Taller y se presentan en los mejores teatros del mundo, ¿por qué no trabajamos para conseguir algo así? El reto es muy grande pero sí se puede lograr”, indicó.

Vázquez, quien ha creado 26 obras, las cuales forman parte del repertorio de su propia agrupación, indicó que el Taller Coreográfico pertenece a Danza UNAM y ésta a la Coordinación de Difusión Cultural UNAM; además está regido por un comité. “Yo, como director artístico, propongo un proyecto que estará bajo la dictaminación de un comité. Después de unos meses de evaluación podría decir si me gustaría o no hacer algunos cambios, pero todo debe pasar por filtros. Yo tengo ya qué vamos a presentar en los siguientes dos años y todo está sujeto a ser aprobado, podrá haber cambios, propuestas”, indicó.

Aseguró que durante unos meses evaluará al equipo con el que trabajará e informará si considera o no necesario que haya cambios. Además, indicó que a reserva de que todas sus propuestas sean aprobadas, ha presentado un programa que contempla la formación y estética de la compañía. Hasta ahora, los coreógrafos invitados son Annabelle López Ochoa (Bélgica), Maurice Causey (Países Bajos), Tania Pérez-Salas (México) y Yin Yue (Nueva York).

Asimismo propone como maestros a Yin Yue y Elaine Weight (Miami). Además, habrá una planta de maestros regulares en la que se incluye al mismo Vazquez y a Matry-Guere.

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS