Conmemoran centenario del natalicio de Amalia Hernández

"La noche de los mayas", "La vida es juego" y "Huapango" sonaron en la gala en Bellas Artes
Ensayo de la gala por el centenario de Amalia Hernández. Foto: Camila Mata / EL UNIVERSAL
17/09/2017
17:01
Yanet Aguilar Sosa
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Una fiesta puramente mexicana vivieron este mediodía los miles de asistentes que se unieron para conmemorar el centenario del nacimiento de Amalia Hernández. Fueron cientos los que acudieron a celebrar a la fundadora del Ballet Folklórico de México en la Función de Homenaje en el Palacio de Bellas Artes, que fueron miles y quizás millones los que miraron en vivo esa fiesta mexicana desde la pantalla gigante instalada al costado del Palacio, o lo siguieron desde la pantalla de su televisión a través de Canal 22.

La fiesta para celebrar a Amalia Hernández, la mujer que dijeron “supo llevar las tradiciones y la cultura de nuestro país a todo el mundo”, fue muy mexicana a través de un programa que incluyó algunas de las obras más emblemáticas que ha montado la agrupación. Desde "La noche de los mayas", primer movimiento de la pieza de Silvestre Revueltas; y "Los mayas", hasta obras como "Guerrero, Guerrero", un fragmento de la "Suite México 1910", de Manuel Esperón, "La Revolución", y de allí al "Danzón Nereidas", de Amador Pérez Torres; y "Los matachines".

El mosaico mexicano incluyó Sones antiguos de Michoacán, en el que hizo su primera aparición la bailarina Elisa Carrillo; y "La vida es juego"; "La Danza del Venado"; "Guadalajara, Las olas", "La fiesta de Jalisco" y el "Huapango" de José Pablo Moncayo.

Aunque en realidad ese fue solo el principio de la fiesta, pues al Huapango en cuya interpretación ya afloraron las serpentinas, siguió el "Danzón no. 2" de Arturo Márquez, que cerró con "Soy puro mexicano", que no sólo implicó el grito "Viva México, Viva Amalia", sino también un baile sobre el escenario y en los pasillos del Palacio de Bellas Artes, donde los bailarines sacaron a bailar a varios de los asistentes.

Eduardo García Barrios, director huésped de la Orquesta Sinfónica Nacional contagió con su energía a toda la Orquesta, incluso una de las intérpretes bailó con él el Danzón no. 2 de Arturo Máquez, mientras sobre el escenario la primera bailarina del Staatsballet Berlin, Elisa Carrillo, hacía lo propio con su pareja de baile. Otra de las agrupaciones que se unieron al festejo fue la Compañía Nacional de Danza que interpretó las piezas de Los Mayas

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS