Arde Poniatowska en las redes por una fake news

Crimen y castigo
En la foto: Elena Poniatowska (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/11/2017
00:24
Periodistas Cultura
-A +A

Arde Poniatowska en las redes por una fake news

La agencia de noticias Quadratín Oaxaca escuchó mal una declaración, la transcribió de manera incorrecta y la lanzó al mundo digital: Elena Poniatowska había llamado “panzonas y mensas” a las juchitecas durante una reunión con jóvenes del Colegio de Bachilleres de Oaxaca para hablar de su vida y obra. La “nota” se replicó inmediatamente y diversos sitios de noticias publicaron la información. En las redes sociales se convirtió en el tema del día. El juicio estaba hecho. La autora de La noche de Tlatelolco había “ofendido” a las juchitecas y miles de usuarios empezaron a insultarla sin ton ni son. Sin embargo, la información es falsa. En un video tomado de Twitter en el que se escucha un fragmento de ese encuentro y que para muchos era la prueba de la ofensa, se puede escuchar que la escritora refiere que hace muchos años las mujeres que retrataba Tina Modotti eran “delgaditas”, pero ahora, por la cerveza, son “panzonas inmensas”. Los que la han insultado desconocen la obra de la autora de Tinísima y también su forma de utilizar el lenguaje popular. ¿Elena Poniatowska tenía intención de ofender a las juchitecas? Lo más probable es que no, pero sólo ella puede explicarlo. ¿Había intenciones de ofender a la escritora? Sí. Cientos de usuarios la insultaron con toda clase de palabras, esas sí, ofensivas, violentas y obscenas. Muchos desde el anonimato. ¿Es correcto usar expresiones como las que usó la escritora? ¿La corrección política aplicaba? Una cosa sí es clara, lamentablemente el insulto y la violencia son la retórica de la discusión en redes.

 

Sin permisos, abren paso a la reconstrucción

En la reconstrucción del patrimonio afectado por los sismos de septiembre, el INAH parece tener varios frentes abiertos. Uno de los temas que preocupa a arquitectos restauradores y a gente interesada en el patrimonio cultural es que en algunos municipios, las autoridades locales o los mismos habitantes parecen no estar entiendo la importancia de conservar los inmuebles históricos y que en la urgencia por comenzar la reconstrucción se está dando paso a la demolición de edificios, principalmente casas particulares que forman parte del paisaje de centros o zonas históricas. Es el caso de Atlixco en Puebla, donde aseguran que pobladores comenzaron a demoler casas de interés histórico sin autorización. Ahora, quienes lo hicieron tendrían que pagar una sanción, lo cual ha generado molestia entre la población, pues lo que ya quieren es remover escombros y dar paso a la reconstrucción. En redes sociales, comerciantes de este Pueblo Mágico reclaman a las autoridades locales y al INAH de negligencia por no otorgarles permisos para rehabilitar ya sus inmuebles.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios