Alberto Ruy Sánchez: "Obsesión me ayuda a sustituir falta de disciplina"

El escritor se presentó dentro del ciclo Encuentro con los Premios Nacionales, en el Palacio de Bellas Artes
Alberto Ruy Sánchez: "Obsesión me ayuda a sustituir falta de disciplina"
Alberto Ruy Sánchez. Foto: EL UNIVERSAL
17/05/2018
17:49
Redacción
Ciudad de México
-A +A

"Al hablar del oficio de escribir y responder a la pregunta de por qué escribo, diría que escribo sin disciplina, pero sin parar; la obsesión me ayuda a sustituir lo que falta de disciplina, y mi oficio lo ubico más cerca del placer que del deber". 

Lo anterior lo aseguró el escritor Alberto Ruy Sánchez al participar, la noche del miércoles 16 de mayo, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, dentro del ciclo Encuentro con los Premios Nacionales.

En el acto, organizado por las secretarías de Cultura y de Educación Pública, Ruy Sánchez, ganador del Premio Nacional de Artes y Literatura 2017 en el campo de Lingüística y Literatura, fue presentado por la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho.

En su vasta obra, la funcionaria aseguró, “brilla un tema que lo ha distinguido y ha conquistado a sus numerosos lectores: el deseo. A partir del deseo ha construido un espacio integral donde se privilegia el conocimiento de las formas más acabadas del erotismo y del amor.

“Sus lectores suman miles, a juzgar por sus reediciones y por la correspondencia que recibe de sus fieles que constantemente lo retroalimentan. En su mayor parte, sus corresponsales son mujeres de las más distintas latitudes que encuentran en él una comprensión inusitada para sus deseos y para las ideas que de sus deseos han tenido siempre, aun sin haberlas expresado o saber que las tenían”.

La directora general del INBA dijo también que en sus libros Ruy Sánchez “vierte una erudición sobre los territorios del deseo hasta llegar a culturas en apariencia distantes y de las que invariablemente nos convierte en sus adeptos”, “como ellos mismos dirían, tiene como propósito sumar al gusto de contemplar nuestra cultura el placer inmenso de comprender”.

En una larga charla ante un recinto lleno, el editor consideró que recibir el Premio Nacional es un privilegio, pero que quien lo recibe adquiere una especie de reto de merecerlo mejor y nunca acabar de merecerlo.   

 

Subrayó que en México escribir es parte de los derechos fundamentales, como la paz, e hizo referencia a que la poesía y la paz le han dado al país dos premios Nobel: a Alfonso García Robles y Octavio Paz. “Ser Premio Nacional es defender esos espacios de excepción donde prevalece lo mejor de cada persona y de cada país”, indicó.

Yo, por mi parte, agregó, me he dedicado a escuchar a cientos de mujeres para “explorar esa alteridad fundamental que es el deseo femenino y comunicar en mis libros esas voces poderosas con la fuerza de la poesía”, y en la editorial Artes de México, estudiar el México profundo. 

Asimismo, hizo hincapié en que “el oficio de escribir es anterior a las formas que vivimos ahora, de productividad económica, y entre sus intenciones hay varias que son rituales y que conectan a la poesía con sus orígenes más antiguos”, pues recordó que “escribir era obra de chamanes, oficio con funciones múltiples y muy variadas maneras de ejercerse”.

En ese sentido, consideró que, desde hace varias décadas ya, “tal vez desde que comencé a escribir, pensé que mi oficio es el de un artesano, uno que en cada obra tiene sobre todo la meta esencial de crear lo mejor de lo que es posible, poner en el mundo algo inusitado que sea de verdad una obra".

Y agregó: “Cada uno de mis libros, cada uno de mis textos, se alimentan abiertamente de las técnicas artesanales y sus soluciones creativas. Son tejidos, composiciones cerámicas, imágenes en movimiento, ámbitos todos que pretenden dar sentido a la vida".

Además, señaló, “que a diferencia con los autores que publican un libro por año, “yo no soy un escritor profesional en ese sentido; lo soy, en cambio, en el sentido de asumir los retos de mi oficio y enfrentarme a ellos para solucionarlos de la mejor manera de la que cada vez soy capaz.

"Cada libro es un reto de vida que cuestiona y pone al borde del abismo todo lo que creo que puedo hacer y toda la relación de mi quehacer con el mundo. No dejar nada para después, todo lo que soy y lo que creo que puedo, debe estar en cada nuevo libro".
 

Artículo

Alberto Ruy Sánchez: Tener un partido nos ciega

El autor de "El sueño de la serpiente" asegura que los partidos "hacen que la gente se comporte como hooligan violentos"
Alberto Ruy Sánchez: Tener un partido nos ciegaAlberto Ruy Sánchez: Tener un partido nos ciega

akc
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS