Se encuentra usted aquí

Sigue la censura en Internet

Octavio Islas
21/09/2018
08:00
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

El 12 de septiembre, el Parlamento Europeo, reunido en Bruselas, Bélgica, aprobó con 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones, la Directiva sobre los derechos de autor en el mercado único digital, también conocida como Directiva de derechos de autor de la Unión Europea.

La Directiva de derechos de autor de la UE fue aprobada gracias al voto de gran parte del grupo socialista y de los eurodiputados liberales. En contra votaron el grupo de los Verdes y la Izquierda Unitaria.

La Directiva es justificada al amparo de la necesidad de actualizar la normatividad en materia de derechos de autor en Internet, y se supone que podrá procurar una remuneración justa para el trabajo de creadores de música, películas y noticias, mediante el  filtrado previo  de publicaciones, a cargo de los proveedores de acceso a Internet, o el  pago de un determinado monto por cita.

Sin embargo, dos disposiciones resultan particularmente controvertidas:

El Artículo 11 crearía un "derecho vecino". Los periódicos, revistas y agencias de noticias tendrían que recibir un pago cuando Google u otros sitios de Internet vinculen sus historias. Este artículo fue aprobado con 393 votos a favor, 279 en contra.

La propuesta, se lee en Wikipedia, “establece varias condiciones nuevas al derecho, incluida la terminación después de un año y exenciones para copiar una parte insustancial de una obra o para copiarla en el curso de una investigación académica o científica. Esto se deriva del derecho de autor auxiliar para los editores de prensa que se introdujo en Alemania en el año 2013. La publicación de prensa “cuyo propósito es informar al

público en general y que se actualiza periódicamente, se distingue de la publicación académica y científica”.

A su vez, el Artículo 13 impondrá la necesidad de utilizar filtros para controlar el contenido que suben los usuarios a Internet, y hará que plataformas como YouTube sean legalmente responsables del material protegido por derechos de autor. Fue aprobado con 366 votos a favor y 297 en contra.

De acuerdo con Wikipedia este artículo “agrega obligaciones adicionales para los servicios definidos como proveedores de servicios de intercambio de contenidos en línea. Dichos proveedores deben trabajar con los titulares de los derechos para recibir permiso para alojar obras protegidas por derechos de autor cargadas por sus usuarios. Los proveedores deben realizar esfuerzos “efectivos y proporcionales” para eliminar y evitar la disponibilidad futura de obras alojadas por el servicio sin autorización”.

Este artículo particularmente ha sido muy criticado, debido a que podría generar un efecto paralizador en la expresión en línea, afectando contenidos en redes sociales y la distribución de los memes en Internet. Por ello el Artículo 13 ha sido señalado como la “prohibición del meme”.

Más allá de los buenos propósitos, los proveedores de Internet serán responsables de controlar todo lo que sus usuarios suban a la red, y serán excluidos aquellos contenidos que no respeten los derechos de autor. Ello propiciará el monitoreo exhaustivo en Internet, la policía del pensamiento, anticipada por George Orwell en la novela 1984.

El resultado final, se teme, podría ser un algoritmo capaz de controlar de modo previo los contenidos que pretendan ser subidos a YouTube, limitando significativamente la libertad de expresión. Los algoritmos, no precisamente entienden las parodias, el humor o los 'memes'.

En enero de 2019 se llevará a cabo una segunda votación, en ese proceso es factible que los tribunales terminen impugnando esos dos artículos. En Internet no hay nada definitivo. Un ejemplo, la neutralidad de la red, eliminada en Estados Unidos, que posiblemente sea revertida en California.

Comentarios