Se encuentra usted aquí

California defiende la neutralidad

Octavio Islas
22/06/2018
08:00
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

El cabildeo que han venido realizando algunos proveedores de servicios de Internet con legisladores del Partido Demócrata con el fin de impedir que en algunos estados de la Unión Americana (California, Oregon, Washington, Vermont y Nueva York) pudiera ser revertida la eliminación de la neutralidad de la red, empezó a dar los primeros resultados.

A finales de mayo, en California fue aprobado el proyecto de ley (SB 822), impulsado por el senador Scott Wiener. Esa iniciativa no solo pretendía restablecer la neutralidad, también imponer regulaciones más estrictas a los proveedores de servicios de Internet.

Sin embargo, el pasado miércoles, en la Asamblea del estado de California, los legisladores demócratas, encabezados por el presidente Miguel Santiago (D-Los Angeles), decidieron dar marcha atrás.

Las disposiciones que fueron eliminadas incluyeron restricciones a la “calificación cero” y la prohibición a los IPS para cobrar a los sitios web nuevas tarifas para acceder a los clientes. Además fue eliminada una sección de definiciones, situación que complicará el trabajo del fiscal general de California, quien tendrá más dificultades para valorar posibles violaciones a la legislación.

Santiago comparó el acceso a Internet con un puente que conecta una aldea, y destacó que no ve problema alguno si el operador del puente establece vías rápidas. Añadió que las regulaciones adicionales obstaculizarían la creación de nuevos puentes, lo que, según él resultaría en peajes más bajos.

Miguel Santiago también repitió algunos de los argumentos que ha expresado Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para justificar la necesidad de eliminar la neutralidad de la red. Por ejemplo que las estrictas normas perjudican la inversión de las empresas de banda ancha e inalámbricas que tendrían prohibido experimentar nuevos modelos comerciales en un mercado cambiante.

En respuesta a las afirmaciones, el senador Scott Wiener afirmó: “Es, con las enmiendas, una ley falsa de neutralidad de red”. Las enmiendas “mutilaron” las reglas.

El proyecto de ley que presentó Wiener sí podría haberse convertido en la legislación más dura en el país en materia de neutralidad de la red. Las disposiciones clave no solo prohibían a los ISP bloquear o ralentizar sitios, además impedían eximir aplicaciones y servicios específicos de los límites de datos inalámbricos por una tarifa adicional, práctica conocida como zero-rating.

La contrarreforma impulsada por Santiago representa un duro golpe a los defensores de la neutralidad de la red que suponían que California podría establecer un referente en la lucha por revertir la eliminación, Además, la actuación de Santiago y otros legisladores californianos merma significativamente la credibilidad de los demócratas.

En un comunicado, Santiago afirma que “California necesita rechazar los esfuerzos de la administración de Trump y la industria de las telecomunicaciones para poner fin a la neutralidad de la red”.

“California es el bastión progresivo para el país en este momento. La gente espera que lideremos el camino. Además, aprobar la medida diluida sería peor que no aprobar nada en absoluto”, indicó el senador Scott Wiener a The Associated Press.

Algunos activistas de Internet abiertamente acusaron a Santiago de responder a los intereses de los cabilderos de la industria. Evan Geer, portavoz de Fight for the Future, un grupo de defensa de Internet, afirmó: “Las acciones de este comité hoy son un ataque no solo a la neutralidad de la red, sino a nuestra democracia (…) es una vergüenza para el Partido Demócrata y para la Legislatura del Estado de California en general”.

Críticos sostienen que Santiago cedió ante la presión de la industria que donó miles de dólares a sus campañas.

Comentarios