Se encuentra usted aquí

Y sí, son mam...

Nunca más de acuerdo con Ignacio Ambriz, quien calificó como una “mamada” la idea de desaparecer el descenso
13/02/2018
00:00
-A +A

Nunca más de acuerdo con Ignacio Ambriz, quien calificó como una “mamada” la idea de desaparecer el descenso, y aunque Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, haya calificado esta propuesta como “desechable”, la simple idea es eso: una reverenda succión.

No hay ni habrá una sola razón de peso, deportivamente hablando, que soporte tal proyecto. Económicamente, podrán encontrar salidas, incluso ya se habla de que el último lugar de la Liga MX pagaría una cantidad cercana a los 120 millones de pesos al campeón de la liga inferior; sin embargo, suena ridículo pensar que equipos que no tienen ni para la nómina paguen un castigo de más de 6 millones de dólares. ¡Por favor! Es como tapar hoyos abriendo otros. Y por si fuera poco, la cifra es ridícula, si analizamos los beneficios económicos que conlleva convertirse en equipo de la Liga MX. Hablamos de derechos de televisión, venta de publicidad, que incluyen estadio y uniforme, etcétera.

Y si nos ponemos románticos, podemos alegar que este proyecto atenta contra el sentido máximo del deporte: competir, pero hay muchas otras razones por las cuales eso no debería prosperar.
Se trata de valorar y cuidar los intereses de los dueños, por supuesto, nadie podría establecer lo contrario, ya que son ellos quienes hacen posible que tengamos Liga, pero se trata también de que la Liga cuide los intereses deportivos, sin pisar los económicos. Encontrar el justo y adecuado balance, para tener cada día un mejor producto para los aficionados y los mismos auspiciantes, que son parte indispensable de este juego.

Es increíble que la MLS busque cada día acercarse más a los modelos de éxito en Europa y nosotros buscamos parecernos cada día más a la MLS.

Lo ideal sería encontrar la fórmula para tener una Liga más sana, aunque sea con menos equipos, y una división de Ascenso más competitiva y solvente.

Y mientras eso no pase, seguiré pensando lo que piensa don Nacho Ambriz... dos para llevar.

Más sobre el autor

 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN