Se encuentra usted aquí

Castillejos se impone

29/09/2017
01:59
-A +A

Humberto Castillejos Cervantes odia perder y usa todas sus influencias para evitarlo. Desde sus épocas de estudiante, cuando partía el aire abordo de su BMW Z24 por las calles de Lindavista, el hijo del prominente abogado Marcos Castillejos derrochaba poder: nadie le ganaba en su deportivo negro y muchos le temían, incluso sus profesores del colegio Cristóbal Colón.

Así creció y tejió sus redes de poder el hombre a quien el presidente Enrique Peña Nieto considera clave en el diseño y aprobación de todas sus reformas estructurales. Pese a que dejó de ser consejero jurídico de Los Pinos en junio pasado para preparar su boda (y el blindaje jurídico de su ex jefe), Castillejos Cervantes es hoy uno de los personajes más influyentes.

Sus tentáculos llegan a los tres Poderes de la Unión, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a la Procuraduría General de la República, a cargo de su primo Raúl Cervantes, hasta el Senado, la Comisión Federal de Competencia Económica y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), los dos organismos que regulan a los otros poderosos: los empresarios.

Precisamente en uno de estos sectores, el de telecomunicaciones, Castillejos Cervantes está a punto de consumar la imposición del titular del regulador. Tras la pasarela de comisionados interesados en competir por el puesto, el Senado votará el próximo martes al nuevo presidente del IFT y lo más probable es que ratifique a su amigo y ex colaborador Gabriel Contreras. Con esto, el otrora consejero jurídico de la Presidencia cerrará la pinza que devolverá a Carlos Slim y a su emporio América Móvil miles de millones de pesos por concepto de tarifas de interconexión, las cuales volverá a cobrar a partir del próximo año y serán fijadas por el IFT.

Para Castillejos y el gobierno federal es de suma importancia mantener su influencia en el IFT, cuyas regulaciones, como la de establecer una tarifa de interconexión a los competidores de América Móvil, pueden presionar a los concesionarios de medios de comunicación durante las elecciones presidenciales del próximo año y más allá, debido a que la permanencia de sus comisionados trasciende el sexenio actual.

La relación entre Gabriel Contreras y Humberto Castillejos data de hace más de 10 años. Trabajaron juntos en la Procuraduría General de la República con Rafael Macedo de la Concha, durante el sexenio de Vicente Fox, y con Peña Nieto fueron clave en el cabildeo de las reformas estructurales ante el Congreso de la Unión, entre ellas la de telecomunicaciones. Antes de ser nombrado presidente del IFT, en el 2013, Castillejos puso a Contreras al frente de la consejería adjunta de Legislación y Estudios Normativos de Enrique Peña Nieto.

Muy a su pesar, pero confiado de que volvería a encabezarlo por la influencia de su amigo Humberto Castillejos, Gabriel Contreras dejó de ser presidente del IFT el 11 de septiembre pasado, porque venció su plazo. Sin embargo, podría regresar a su oficina tan pronto como la siguiente semana.

Y será así como Humberto Castillejos –quien se relajó tras su salida de Los Pinos: ahora se le ve con frecuencia sin corbata ni traje departiendo en los restaurantes de Polanco y Las Lomas– conseguirá otro de sus objetivos (o mandatos) para pavimentar la salida del presidente Peña: por un lado, tener cerca al hombre más rico de México, y por el otro, buscar la forma de controlar al resto de los concesionarios de telecomunicaciones y dueños de medios de comunicación.

Slim va por la Selección. Y hablando de Carlos Slim, llama la atención la información que dio a conocer ayer su empresa América Móvil en torno a la oferta que lanzó junto con NBC Universal y Telemundo para obtener los derechos de transmisión de la Selección Mexicana de Futbol en todas sus divisiones.

Ya trascendió que la oferta estaría por arriba de los 200 millones de dólares e incluiría los derechos de transmisión de los partidos de la división tanto varonil como femenil durante dos ciclos mundialistas.

En el caso de Estados Unidos, la oferta incluiría todas las plataformas de transmisión, mientras que para el resto del mundo se refiere a plataformas digitales.

Lo que aún no queda claro es cómo funcionaría dicha alianza en México, el principal mercado de la Selección, toda vez que Televisa y TV Azteca tienen los derechos de transmisión para televisión abierta, con la posibilidad de replicarlos en sus plataformas digitales.

La urgencia de Slim por comunicar la oferta tiene que ver con las filtraciones de dueños de equipos de futbol en torno a las negociaciones entre Televisa y TV Azteca para quedarse en exclusiva con los derechos.

Para América Móvil, esta sería su segunda aventura en la transmisión de eventos deportivos de gran escala, luego de que en el 2013 adquiriera los derechos de los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 y los de verano de 2016, sin mucho éxito en ratings. 

Twitter: @MarioMal
Correo: [email protected]
Mario Maldonado es periodista de formación. Se graduó de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García y se ha especializado en asuntos de negocios, finanzas y economía en instituciones de México y...

Comentarios