Se encuentra usted aquí

Decepcionante

Háganlo con tono Zague (deshepsionante). Las calles rusas me vendieron una cofradía de buen futbol de tres selecciones que, gracias a sus aficionados, este verano ruso será inolvidable.
Decepcionante
22/06/2018
00:03
-A +A

Háganlo con tono Zague (deshepsionante). Las calles rusas me vendieron una cofradía de buen futbol de tres selecciones que, gracias a sus aficionados, este verano ruso será inolvidable.
Hablo de Egipto, Perú y Rusia. No salgan con la vacilada de Pizzi y los árabes o el poco productivo equipo marroquí, sólo por querer ser de esta moda. Seamos serios con las aspiraciones verdaderas. El equipo del gran Salah, que regresó a un Mundial después de mucho tiempo, se compró la idea de que su futbol práctico y de mucha llegada sorprendería al grupo. Nadie los puso campeones; es más, ni en semifinales, pero tampoco para quedar eliminados apenas en la segunda jornada. El sector más endeble dictaba que Rusia lucharía bastante para estar en octavos y calificó caminando por el pobre desempeño de los Faraones.

Mismo caso de la tan sonada y enrrachada selección peruana. Hizo una gran preparación; de hecho, jugó casi contra los mismos rivales de México, ganando sus juegos con autoridad y buen futbol. Además, llegaron a tierras mundialistas con su gran figura: Paolo Guerrero. Le jugaron mejor a Dinamarca, pero nunca concretaron mentalmente y así mismo entregaron el partido a Francia. Mucha inocencia de un equipo con base en la Liga MX, que había generado mucha expectación y que termina por dejar llorando en sus aficionados a moco tendido.

La tercera ya es un caso alarmante y, aunque todavía no está eliminada y seguramente dependerá de ellos mismos calificar a octavos, no merece la historia y la grandeza darle tantas vueltas a un equipo muy corriente. Sí amigos, la Argentina de Sampaoli está más cerca de ser goleada por una potencia, como lo hizo España este año en Madrid (6-1), que de, por fin, ganar la Copa.

A lo mejor, por eso ayer fueron humillados por Croacia, para que no duela tanto una posible derrota contra un equipo como Brasil, Alemania o la misma España. Argentina sigue esperando que Messi resuelva, el mundo sigue esperando a que Messi juegue a algo en un Mundial.

Iba a escribir de la Selección Mexicana, que en sus segundos partidos en la historia de los Mundiales tiene cuatro ganados, cinco empatados y seis perdidos. Que la última vez que perdió un segundo juego fue en Argentina 1978. Que desde México 1970, siempre que se gana o empata se califica a la siguiente ronda y, lo más importante, que en la historia de las Copas del Mundo, México ha jugado tres veces contra equipos asiáticos y ganó los tres partidos, pero estaba tan molesto mientras comentaba para W Deportes el juego de Perú y luego vi cómo despedazaron a Argentina, que opté por escribir sobre lo DECEPCIONANTE de selecciones que aspiraban a mucho más. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A Rusia 2018, que rápidamente ha dejado varías decepciones. 

Más sobre el autor

 

COMENTARIOS