Se encuentra usted aquí

¿Por qué entra El Bronco y por qué Ríos Piter no?

11/04/2018
02:03
-A +A

Ayer por la tarde el INE sesionó para definir que siempre sí entra El Bronco en la boleta electoral y que Armando Ríos Piter tiene 10 días para ejercer su derecho de audiencia, lo que le permite revisar las firmas entregadas para que se vuelva a considerar su inclusión en la boleta electoral.

¿Por qué El Bronco ya la libró y Ríos Piter no? Porque mientras El Bronco ejerció su derecho de audiencia y con ello ‘limpió’ gran parte de las firmas que le invalidó inicialmente el INE, Ríos Piter no buscó ejercer dicho derecho. O cuando menos eso dice el INE. Ríos Piter argumenta que sí busco ejercer el derecho pero que el INE cambió las reglas del juego de último momento. Ahora la gran pregunta para saber si tiene oportunidad de entrar o no en la boleta Ríos Piter es si va a buscar esclarecer las inconsistencias en los 10 días que le acaba de dar el Tribunal Electoral.

Jaime Rodríguez entregó 2 millones 34 mil 403 firmas. De ellas, el INE le invalidó 1 millón 223 mil 408 firmas y se quedó solo con 849 mil 937 válidas, quedando corto por 16 mil 656 firmas. El INE decidió que debía aplicar de forma estricta la ley y decidió bajarlo de la boleta. Sin embargo, el lunes el Tribunal Electoral falló que no se volverían a revisar las firmas para ver si se subsanaban las poco más de 16 mil firmas ante la falta de tiempo, dado que ya han arrancado las campañas, pero que ante la incertidumbre de si estas firmas podían ser válidas, se le diera el registro.

Es decir, ante la duda razonable de la validez de las firmas, el Tribunal decidió respetar el derecho de ser votado a El Bronco.

En el caso de Ríos Piter, del millón, 765 mil 599 firmas entregadas al INE, éste detectó inconsistencias en un  millón, 149 mil 63 firmas. Es decir, 4 de cada 10 firmas no cumplían los requisitos. Como no buscó revisarlas al no ejercer su derecho de audiencia, sus apoyos válidos fueron 242 mil 646 firmas. Se quedó corto casi por 700 mil firmas.

Ahora el Tribunal Electoral decidió darle diez días a Ríos Piter para ejercer el derecho de audiencia. 

Lo que ha ocurrido con los candidatos independientes es justo lo que nuestro sistema electoral NO necesitaba. Aquello que se concibió como la posibilidad de inyectarle una bocanada de aire fresco a un sistema que ha decepcionado, se ha vuelto  una oportunidad más para que todos los actores involucrados demuestren que el hartazgo ciudadano no es de a gratis.

En primer lugar, los aspirantes a candidatos presidenciales independientes más notables y con posibilidad de llegar a la boleta son todo menos figuras nuevas, alejadas de la política. En segundo lugar, el INE diseñó un sistema que, si bien estaba concebido para detectar las trampas de los aspirantes, también fue demasiado complejo y por ello invitó a la trampa (lo que no la justifica, simplemente la explica). Y, por último, el Tribunal Electoral decidió abrirle la puerta e incluso premiar a quienes juntaron menos firmas auténticas de las que se necesitaban para lograr la inclusión en la boleta.

No solo fue librar la impunidad al infringir la ley; fue recibir un premio por ello. Además ha sido un golpe más a las instituciones electorales, que ya de por sí han perdido credibilidad ante la ciudadanía, porque constantemente estamos viendo al Tribunal Electoral desdecir y refutar las decisiones del INE.

Por último, nos encontramos una vez más a un INE y un Tribunal Electoral que trabajan bajo diferentes criterios, lo que, entre otras cosas, se presta a todo tipo de especulaciones. Por ejemplo, que lejos de ser decisiones apegadas a Derecho hay una intencionalidad política en los fallos de INE y del  Tribunal.

En resumen: todo mal.

APOSTILLA: eso de que López Obrador es un peligro para las instituciones ya no es adjetivo exclusivo del aspirante de Morena. 

 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN