Se encuentra usted aquí

Opacidad en naviera estelar

Surgida a finales de los 90 con una pequeña oferta de servicios de lanchas de recreo en Cancún y el centro de buceo Aquaworld, la empresa naviera Ultramar domina hoy prácticamente 90% de las rutas de carga y pasaje de Cozumel a Playa del Carmen, de Playa Tortuga a El Embarcadero, de Playa Caracol y Punta Sam a Isla Mujeres.
25/09/2018
02:00
-A +A

La reina del mar Caribe domina también el servicio de transporte a la Terminal Calica, con un crecimiento vertiginoso que pareciera no tener fin.

Solamente en la exitosa ruta Cancún-Cozumel-Riviera Maya, cuyo flujo de turistas alcanza 3 millones 800 mil al año, domina 80% del mercado.

La firma está sumando a su flota de 14 ferris y dos embarcaciones más, con una inversión de aproximadamente 20 millones
de euros.

Estos, fabricados en astilleros de Chipre, fueron transportados a México por la naviera global Cosco Shipping Lines.

La gran incógnita es quiénes integran
la sociedad, por más que estamos hablando de una firma que no cotiza en bolsa, pero cuyo servicio público obligaría a un mínimo de transparencia.

Su operación, sus adquisiciones, se ocultan en fideicomisos.

Así, otorgada por la Administradora Portuaria Integral de Quintana Roo una concesión para que la compañía pudiera operar en la terminal de Puerto Juárez, ésta fue adjudicada al fideicomiso 4459 del Banco Interacciones.

Durante 2013 algunas de sus embarcaciones fueron adquiridas con el mismo instrumento, implicando transacciones desde las Islas Vírgenes del Reino Unido de la Gran Bretaña por 51 millones 226 mil dólares.

El dato se ubica en Panjiba, una firma global de información comercial con sede en Nueva York.

De acuerdo con lo que ha trascendido, a
la naviera Ultramar la representa Germán Orozco Sarro, cuyo bajo perfil lo aleja de ac-
tos públicos.

Él fue, justo, el que abrió la ruta del gran negocio con sus lanchas en Cancún.

En el crecimiento espectacular se adquirieron tres nuevos ferris de carga por 25 millones de euros y dos de pasajeros por 24 millones de dólares, además de dos embarcaciones menores que fueron dadas de alta
en el Registro Público Marítimo Internacional de la Secretaría de Comunicaciones
y Transportes.

Sin embargo, se desconoce si la Coordinación de Marina Mercante de la propia SCT o el Servicio de Administración Tributaria requirieron transparentar la procedencia de los recursos.

Ahora que gran parte de la bonanza de la naviera se ha sustentado en la adjudicación de muelles, no siempre bajo las reglas previstas.

Así, desde la administración del gobernador Mario Villanueva ha obtenido trato preferencial de la API de Quintana Roo para operar muelles y terminales, además de dragar sin autorización de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, para no hablar de la posibilidad de transferir pasajeros de muelles internacionales a sus ship’s tender sin pasar trámites de migración, según documentó un reporte de seguridad de la Dirección de Puertos.

El escenario ha dejado prácticamente sin operar a las navieras Navegante y Marinsa.

Habrá que esperar que el nuevo gobierno coloque la lupa.

Balance general. Aunque la oficina en México de la Organización Internacional del Trabajo ve con escepticismo que el país armonice rápidamente la aplicación a la letra del Convenio 98 relativo a la libertad sindical, el escenario ha colocado una vez más en línea de choque a la Coparmex y al Consejo Coordinador Empresarial.

Mientras la primera aplaudió el que el Senado haya votado por la adhesión al escenario, luego de 60 años de titubeos del país, el segundo plantea presentar una queja ante la propia OIT bajo el argumento de que la apresurada descongelación de la propuesta planteada en 2015 por el presidente Enrique Peña Nieto no pasó por el tamiz de la consulta a las partes.

Lo cierto es que el escenario coloca en jaque a centenares de empresas que durante décadas han negociado con sindicatos a los que ni los trabajadores saben que están afiliados, para simular contratos colectivos y su subsecuente revisión.

En paralelo, se ha frenado, bajo diversos pretextos, la exigencia de recuento de trabajadores inconformes con su representación sindical.

Lupa a ProMéxico. Creado bajo el manto de las consejerías comerciales de las embajadas de México en el extranjero y en sacrificio de la actividad que desarrollaba el Banco Nacional de Comercio Exterior, el nuevo gobierno está colocando la lupa en ProMéxico, en la línea de mantenerlo o desaparecerlo.

El promotor de éste fue el secretario de Economía durante la gestión del presidente Felipe Calderón, es decir, Bruno Ferrari, su compañero en la Escuela Libre de Derecho.

Una de las cuestiones que se ventilan es el alto costo del organismo, extrapolando su beneficio real como promotor de inversiones.

El organismo realiza una gran difusión de su presencia en ferias internacionales y eventos mercantiles, pero no se conoce un resultado concreto de su gestión.

Seguros en revisión. A raíz del sismo del 19 de septiembre del año pasado se plantearon diversas inconsistencias en perjuicio de los usuarios en la contratación de pólizas de seguro para riesgos de catástrofes naturales.

Una de ellas planteaba que los bancos, al contratar una hipoteca, obligaran a sus clientes a pagar la póliza, con la novedad de que en caso de siniestro las intermediarias son las beneficiarias.

En otro caso, cuando se contrata una póliza colectiva para un edificio en condominio ésta avala sólo el valor del terreno, lo que deriva en una colosal frustración.

La paradoja del caso es que, iniciadas desde entonces pláticas entre las partes para equilibrar el escenario, éstas aún no han concluido. Aunque ya se pactó que el deducible y el coaseguro no se cubren cuando haya pérdida total de una propiedad, subsisten discrepancias aún para armonizar el contrato de compra-venta con el de crédito y la póliza de seguro asociada.

Nuevo IPC. A partir de ayer se incorporó al Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores a tres emisoras: Banco del Bajío, Genomma Lab y Grupo Cementos de Chihuahua.

Se trata, como usted sabe, de las 35 emisoras con mayor bursatilidad, es decir, movimiento en el piso de remates, constituyéndose en la base para calcular el resultado de la operación cotidiana del mercado.

Las firmas sustituyen a la línea aérea Volaris, la fabricante de autopartes Nemak y al Grupo Carso, del magnate Carlos Slim.

 

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la prensa los difíciles problemas financieros del país y del...

Comentarios