Se encuentra usted aquí

Miguel Afif, cielo e infierno

Señalado en el marco de los “papeles del paraíso” com o promotor de una empresa en las Bahamas para obtener créditos, Jesús Alfredo Miguel Afif acumula en la bitácora una larga lista de encuentros y desencuentros con el gobierno en su calidad de contratista
08/11/2017
02:01
-A +A

El empresario de origen libanés ha sido demandado por Petróleos Mexicanos, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Servicio de Administración Tributaria, al tiempo que ha recibido infinidad de contratos públicos.

En la cauda se le anota como propietario de la casa de campaña del entonces candidato del PRI a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, en 2006. Como arrendador del helicóptero que aterrizó en una zona natural protegida de Yucatán con el senador Emilio Gamboa Patrón y el coordinador de Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Guillermo Ruíz De Teresa, a bordo.

En el primer caso aparece en escena la empresa Compañía Inversora Corporativa; en el segundo Servicios Aéreos del Centro, conocida como Sacsa.

En 1997 Jesús Alfredo Miguel Afif fue nombrado presidente del Comité de Financiamiento de la campaña del ex gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo González, para jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Obtenido al amanecer de la década de los 90, bajo el gobierno de Carlos Salinas De Gortari, un contrato para construir una planta para servicio de Petróleos Mexicanos en Coatzacoalcos, Veracruz, en objeto de producir etanol para utilizarlo como oxigenante de las gasolinas, durante el siguiente sexenio, encabezado por Ernesto Zedillo, se le rescindió éste, por no haber avance alguno en la obra.

Pese a ello, la empresa desplazada, Productos Ecológicos, conocida como Proesa, demandó a la entonces paraestatal ante la Corte Internacional de Arbitraje con sede en París, alegando que la acción era “ilegal e injustificada”.

Lo inaudito del caso es que pese a una investigación interna que derivó en sanciones para dos funcionarios de Pemex Refinación por diversas irregularidades en el otorgamiento del contrato, al que por cierto se le hicieron dos modificaciones sin empezarse a ejecutar, Petróleos Mexicanos decidió transar.

Proesa recibió 127 millones de dólares, aparentemente por el monto de la fianza de garantía otorgada a la adjudicación del contrato, a cambio de desistirse del reclamo.

Sin embargo, en el marco del sexenio foxista tres empresas de la familia Miguel Afif, Servicios Ejecutivos de Personal, Grupo Integral de Personal y Construcciones y Servicios, fueron acusadas por el Servicio de Administración Tributaria de evasión fiscal por un millón 142 mil dólares.

El asunto también se concilió.

Antes de ello, en 1997, recibió un contrato del Instituto Mexicano del Seguro Social para modernizar y explotar parte del Centro Vacacional de Oaxtepec, concretamente el parque acuático, con la novedad de que a los pocos meses se le dejaron de pagar las regalías correspondientes a la instancia de seguridad social, aduciendo problemas de la contratista, Promotora de Centros de Esparcimiento.

Esta había sido demandado por incumplimiento en el pago de un crédito por parte de la firma Infomin, quien había logrado embargar las instalaciones con cargo a la caja.

La sorpresa llegó cuando se descubrió que en realidad se trataba de un autogol, dado que las empresas demandada y demandante tenían como socios a Jesús Alfredo Miguel Afif y su padre José Miguel Nader.

Y aunque años después el IMSS presentó una demanda, hasta hoy ésta permanece en el limbo.

Las andanzas de Miguel Afif.

Balance general. Descalificados, una y otra vez los informes del síndico de la quiebra de la financiera popular Ficrea sobre el monto de la masa crítica de ésta, tres años después los defraudados siguen en el limbo.

La única puerta que se mantiene abierta son seis demandas colectivas elevadas ya ante un Tribunal Colegiado de Circuito bajo la promoción del despacho jurídico Regalado & Galindo, encabezado por Edward Martín Regalado.

El dardo apunta a corresponsabilizar del caso a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores por omisiones en su tarea de supervisión, lo que le abrió la puerta al fraude.

La demanda, pues, es contra el Estado mexicano.

En paralelo se han presentado demandas civiles contra el dueño de la financiera, Rafael Olvera Amezcua, para obligarlo a reparar el daño.

El problema es que sólo 60 de los 4 mil 600 damnificados siguen buscando justicia. El resto se conformó con parte de su ahorro escatimado, o se murió en el intento.

Licitación desairada. De acuerdo con la ruta crítica prevista, mañana se dará a conocer el fallo de una licitación del Servicio Administrativo de Transporte de Datos para las Tecnologías Operacionales convocada por el Centro Nacional de Control de Gas Natural, conocido como Cenagas.

El contrato es de mil 250 millones de pesos.

La paradoja del caso es que a pesar del monto de éste las principales empresas extranjeras del ramo no se inscribieron, alegando irregularidades por parte del equipo del titular de la instancia, David Madero Suárez.

En la fila apenas se ubican el Grupo Apollo, con experiencia solo en la industria química, e INT Intelligence Technologies, cuyas tareas se constriñen a proveer de equipo de comunicaciones a diferentes dependencias.

Pareciera, pues, que la caballada está flaca, dada la experiencia requerida.

Por lo pronto, ante las quejas, la Auditoria Superior de la Federación ya colocó la lupa en el proceso.

Ferromex a Bolsa. Aunque será finalmente este jueves cuando el Grupo México fije el precio a que saldrá su emisión accionaria mixta del capital de su filial Ferromex, se calcula que éste se sitúe entre 31.8 y 39 pesos por acción, en la presunción de recaudar 23 mil 500 millones de pesos.

La mayor parte de los recursos los empleará la firma de Germán Larrea Mota Velasco en el pago de la empresa ferroviaria estadounidense Florida East Coast Railway, cuya compra se pactó en marzo.

La compañía ha ofrecido invertir 2 mil 160 millones de dólares en su división transporte durante los próximo cinco años, reemplazando algunas de sus locomotoras y digitalizando el sistema de telecomunicaciones de toda la red.

Suertudote. Aunque en su expediente se anotan solo cuatro asistencias a sesiones del Congreso local, en un marco de 149, hete aquí que el diputado Willy Ochoa fue nombrado presidente de la Comisión Especial para la Reconstrucción de Chiapas.

Antes de ello el dedazo lo había llevado a presidir la Mesa Directiva del propio Congreso.

Premio a la irresponsabilidad.

 

[email protected]

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la prensa los difíciles problemas financieros del país y del...

Comentarios