Se encuentra usted aquí

El alpinista mexicano que escaló el Everest en un día

31/05/2018
10:36
-A +A

 

Por: Cristina Hernández

 
José Luis Sánchez se convirtió en el primer mexicano en subir el monte Everest y la montaña Lhotse, dos de las cordilleras más altas del planeta, en menos de 24 horas.
 
Él junto con Jay Patry, un canadiense que formaba parte de la expedición organizada por la empresa estadounidense “Alpine Ascents”, fueron los primeros en subir dos montañas de más de 8 mil metros en un día. Les ofrecieron escalar ambas cimas durante el mismo recorrido, ya que comparten los campamentos y para llegar al Everest se tiene que ascender también al monte Lhotse.
 
El equipo estaba formado por ocho clientes en los que había nepaleses, un canadiense, una polaca y los demás eran estadounidenses; además de tres guías y un equipo de soporte de 17 sherpas, nombre que recibe la gente que vive cerca del Everest. “Son extremadamente fuertes y ayudan en temas de logística para cuidar y apoyar a los clientes”, recuerda José Luis.
 
Tanto José Luis como Jay Patry fueron los únicos en subir el Everest y Lhotse, durante el 22 y 23 de mayo. José Luis asegura que uno de los momentos que más disfrutó fue el recorrido inicial pues los alpinistas se alojan en hostales y conocen los monasterios cercanos, además conviven con la gente de los distintos poblados del lugar.
 
“Ya en la montaña el viaje es más interior porque te tienes que ir sobreponiendo a cualquier cosa de las que se te presenten. Si te sientes mal físicamente, no dejarte vencer por las dudas o por el cansancio. Es un viaje más mental para enfrentarte al esfuerzo físico que debes hacer”, asegura.
 
El gusto por las alturas
 
José Luis es economista pero siempre ha sido aficionado al alpinismo y por eso lo practica desde hace diez años. Su meta en la vida es subir las siete cimas más altas de cada continente: Mckinley, Aconcagua, Mont Blanc, Nemangkawi, Kilimanjaro, Mazizo Vinson y el Everest. Hasta ahora ha subido a cuatro de ellas.
 
Para él, subir una montaña es un viaje redondo que inicia desde el entrenamiento basado en disciplina, ejercicio y una alimentación adecuada. Llegar a la cúspide es parte de las satisfacciones que deja este ejercicio, dice José Luis. “La cima es la mitad del camino porque es cuando más te tienes que concentrar porque los accidentes ocurren cuando vas de bajada”, dice el alpinista.
 

Además de José Luis y Jay Patry, Carla Pérez es una  mujer latinoamericana quien subió al Everest sin oxígeno artificial, en mayo de 2016.Por eso José Luis recomienda a otros alpinistas mexicanos o latinoamericanos continuar con esta disciplina para mantenerse sanos y fijarse esta meta para demostrar que no hay imposibles.
 

 

COMENTARIOS