Redes Eléctricas Inteligentes: el futuro energético

Este sistema promete mejorar el servicio de electricidad y dotar de autonomía a los consumidores
Redes Eléctricas Inteligentes: el futuro energético
(FOTO: Especial)
15/08/2017
00:30
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Las Redes Eléctricas Inteligentes (REI) o smart grids está integrado por los elementos del sistema eléctrico tradicional, es decir, generación, transmisión, distribución y comercialización de la electricidad, más un sistema de comunicaciones.

El doctor César Ángeles Camacho, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, explicó que la red eléctrica ha consistido en un sistema vertical en el que una sola empresa controlaba la generación y transmisión e inclusive la distribución de la electricidad. Pero con las REI se espera que varias empresas realicen esta labor y el usuario tenga mayor poder de decisión sobre a quién consumirle la electricidad e interactúe con el propio sistema.

Así, además de la generación, la transmisión y la distribución, una REI está integrada por los clientes, un proveedor de servicios (quien supervisa los productos ofrecidos por terceros, como portales web que ofertan la electricidad a los clientes, la instalación y el mantenimiento), la operación, que gestiona el flujo de electricidad de los distintos dominios de la red, y el mercado que coordina a los que participan en el comercio de servicios energéticos dentro de la REI.

Infraestructura de las REI

Los principales beneficios de las REI son incrementar la participación de las energías renovables, con lo cual se lograría una reducción de los gases de efecto invernadero, lograr precios competitivos en materia de electricidad, mejorar la calidad y confiabilidad del servicio, auto reparación de las fallas del sistema eléctrico y la automatización de mantenimiento y reparación del mismo.

El doctor Ángeles Camacho explicó que una REI podría detectar y atender las fallas antes de que representen un problema para el usuario, además se podrían realizar diagnósticos y mediciones del sistema.

Para lograrlo, una REI debe estar conformada por varios sistemas informáticos integrados a la red eléctrica tradicional, por ejemplo, que almacenen y analicen la información geográfica y estadística, así como el estado de la red eléctrica, medidores inteligentes, sistemas de información de datos que permitan la comunicación entre los medidores y la empresa, así como un sistema de administración de datos que recopile la información de distintos servidores y la procese.

La información que se recopile sería enviada a un centro de control para ser analizada, buscar fallas y mejoras del sistema. “Podemos usar esa información para operar la red eléctrica sola, sin necesidad de que haya un operador”, señaló el doctor Ángeles Camacho.

Cabe destacar que la seguridad es uno de los principales retos de las REI, ya que al estar basadas en sistemas de comunicación pueden ser susceptibles de ser saboteadas o alteradas por hackers, con lo cual podrían tenerse apagones u otras fallas en el sistema.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS