Se encuentra usted aquí

¡No compres fármacos piratas!

La venta de medicamentos falsificados, robados o caducos en México se ha incrementado, afectando a cientos de pacientes
¡No compres fármacos piratas!
(ILUSTRACIÓN: Rosario Lucas/ EL UNIVERSAL)
16/08/2017
00:30
Martha Oliva Hernández
Ciudad de México
-A +A

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que uno de cada 10 medicamentos que se venden a nivel mundial es falsificado, una cifra que puede alcanzar hasta los siete en algunos países. Además, se estima que el aumento de medicamentos falsificados es responsable de hasta un millón de muertes al año en todo el mundo.

El principal motivo de este mercado es la cantidad de dinero que genera: las ganancias se calculan en 150 millones de dólares a nivel mundial. De ahí su crecimiento; sin embargo, las autoridades señalan que esto representa un riesgo para la salud de la población debido a la toxicidad que pueden generar o la ineficacia de los mismos.

No sorprende que la venta a través de Internet se haya convertido en el medio favorito para el tráfico de fármacos apócrifos, a pesar de que las autoridades mexicanas han cercado a los vendedores en línea.

Los países más afectados por las redes de tráfico de medicamentos están en Asia, África y América Latina, en donde los controles del canal de distribución son más fáciles de evadir y ellos pueden representar hasta 30% del mercado.

El Instituto Internacional de Investigación contra la Falsificación de Fármacos indica que “la falsificación de fármacos ha aumentado en América Latina en los últimos años (30% de los medicamentos que se venden en Sudamérica son apócrifos). Por ello se establece que la actividad criminal está en auge debido a que los traficantes ven una oportunidad de excepcional rentabilidad: el tráfico de medicamentos es de 10 a 25 veces más rentable que el de narcotráfico, con sanciones relativamente menos severas”.

El laboratorio Sanofi realizó un estudio en diciembre de 2016 sobre la percepción que hay en Latinoamérica sobre el fenómeno de la falsificación, efectuado a siete mil personas de Argentina, Brasil, Guatemala, Ecuador, Perú, México y Colombia. Al respecto, los peruanos son los más conscientes, ya que 98% de los encuestados ya habían oído hablar del tema.

Las recomendaciones

Para identificar un fármaco apócrifo, se debe ver que la caja no esté maltratada, verificar que contenga información completa. En muchas ocasiones, el producto se vende a granel; sin embargo, no es lógico que se compren kilogramos de algún fármaco.
Revisa la etiqueta: por ley, todos los productos que se vendan en México deben estar etiquetados en español.
No confíes en los precios bajos: las rebajas excesivas o precios espectacularmente bajos en medicamentos de patente es un indicador importante de que puede tratarse de productos apócrifos.
No compres en la calle: la legislación mexicana prohíbe que se vendan medicamentos fuera de los establecimientos autorizados o en la vía pública.

Los pacientes que consumen medicamentos apócrifos, caducos o robados corren el riesgo de recibir sustancias contaminadas, mal almacenados y transportadas, ineficaces y peligrosas.

Medicamentos sobre ruedas

“En los tianguis de la Ciudad de México es fácil conseguir desde jarabes para la tos hasta tranquilizantes y barbitúricos. Los efectos de una dosis inadecuada pueden generar desde una reacción secundaria hasta la muerte. La venta y distribución de productos para la salud en el mercado ilegal es un grave problema que se ha incrementado significativamente en los últimos años, debido a las ganancias que generan y la facilidad con la que el crimen internacional puede explotar este mercado lucrativo”, se dijo en el documento del grupo parlamentario del PAN de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en 2014.

Esta venta no es solo para las personas de bajos recursos. Para los jóvenes es una alternativa para conseguir fármacos controlados con fines recreativos.

Fármacos piratas en las farmacias

La gente podría pensar que todos los medicamentos que se venden en una farmacia bien establecida son 100% confiables; sin embargo, se han dado casos de fármacos llamados Piratas, los cuales no son elaborados por algún laboratorio reconocido sino fabricados en casas o lugares clandestinos en donde se elaboran, no solo los productos, también las cajas y los logotipos de los principales laboratorios, tanto nacionales como internacionales.

Nos cuenta una usuaria de parches anticonceptivos: “Compré como siempre mi parche en la farmacia cercana a mi casa. Días después de colocarlo y, por el efecto del agua, noté que comenzaba a desprenderse de la piel, lo cual no es normal.

“Revisé la caja y todo parecía legal, a no ser por algunos detalles que no coincidían con las cajas anteriores. Pregunté en la farmacia, en donde me dijeron que todo estaba bien (según ellos), pero no me quedé con la duda y mandé un reporte al laboratorio que lo produce, actualmente el parche se encuentra en análisis para determinar en dónde se generó la alteración y desde ahora reviso bien los empaques”.

Los más concurridos

Los mercados sobre ruedas son los lugares preferidos para los vendedores de medicamentos caducos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), apócrifos o robados.

Uno de ellos es el conocido como El Salado: tianguis ubicado en los límites de Iztapalapa y el Estado de México, se pone los miércoles y los domingos. Se vende ropa usada, productos de higiene y medicamentos a simple vista.

El de Las Torres: también se le conoce como el de la Colonia Vicente Guerrero. Se coloca los jueves y sábados. En él se pueden encontrar muestras médicas.

El de Santa Cruz Meyehualco: este tianguis se coloca los martes y viernes en las imediaciones de Santa Cruz Meyehualco y Emiliano Zapata. Jardín Balbuena: ubicado muy cerca de la delegación Venustiano Carranza, se coloca los jueves y se pueden encontrar medicamentos robados de patente como omeprazol o ranitidina, entre muchos otros.

El de San Felipe de Jesús: sin duda, el más extenso y conocido. Se ubica en los límites de la delegación Gustavo A. Madero y el Estado de México. En éste se venden medicamentos apócrifos, caducos o de patente, mezclados con productos de higiene, “chá c h a r a s”,“c h a t a r r a”, ropa usada o de paca. Son varios los lugares en donde el mercado de fármacos se vuelve muy lucrativo para los vendedores.

Mencionarlos no significa que se estén recomendando. Al contrario: ¡evítalos!

Combate contra productos irregulares

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) redobla sus acciones para evitar los productos irregulares y milagro que ponen en riesgo la salud de la población en cinco ejes:

1)Combatir los productos ilegales que se ostenten con propiedades terapéuticas y no cuenten con registro de la COFEPRIS.
2)Monitorear la publicidad en redes sociales y páginas de Internet para suspender de inmediato su promoción. 3)Alertar a la población que todo producto que carece de registro sanitario es ilegal y puede dañar la salud. 4)Fortalecer las tareas de inteligencia para asegurar productos irregulares y combatir la cadena de producción, distribución y venta.
5) Promover la denuncia ciudadana de producto ilegal a través de agencias estatales y de la COFEPRIS.

El número para reportar es el 01800 03 3 5 0 5 0 y en el correo electrónico: contacto ciudadano @cofepris.gob.mx. Reporta cualquier anomalía.

RECOMENDACIONES

Para verificar la autenticidad de los medicamentos se debe revisar:
*Que el sello de seguridad esté intacto.
*Que cuenten con todos los datos completos del laboratorio que los fabrica.
*Que tengan fecha de caducidad.
*Que presenten el número de registro sanitario.

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS