La vacuna, un milagro necesario que se moderniza

Cada año mueren en el mundo un millón y medio de niños por falta de vacunación
Las vacunas aparecieron en el mundo hace más de dos siglos. (FOTO: Archivo/EL UNIVERSAL)
28/04/2018
00:30
Araceli Calva
Ciudad de México
-A +A

Cumplir con la vacunación es una responsabilidad que todos debemos asumir. A  través de las vacunas protegemos a nuestra familia de contraer enfermedades que pueden causar daños irreversibles a la salud, incluso la muerte; también evitamos riesgos colectivos como epidemias y ponemos nuestro granito de arena para erradicar males como la viruela.

Las vacunas  aparecieron en el mundo hace más de dos siglos, cuando el médico británico Edward Jenner creó la primera vacuna para atacar la viruela (1776). Desde entonces se han generado diversas fórmulas para prevenir un gran número de enfermedades.

En las últimas dos décadas ha habido grandes progresos en la disminución del número de muertes en niños menores de cinco años. Sin embargo, todavía hay mucho por hacer, pues en la actualidad mueren casi seis millones de niños al año en el mundo por causas prevenibles y, de los cuales, un millón y medio fallecen por enfermedades por falta de una vacuna.  

Carmen Espinosa, infectóloga pediatra del Hospital General de México, explica que nuestro país tiene una cobertura de vacunación de las mejores a nivel mundial, gracias a diversas acciones e iniciativas públicas

“Nosotros hemos erradicado enfermedades como la poliomielitis. Nuestro último caso fue en 1990 en Tomatlán, Jalisco. 

 “Otro caso es el sarampión, el cual se considera eliminado pero, mientras exista un caso en el planeta que origine un brote, no puede decirse que  está erradicada del todo”, afirma.

Gráfico

Para niños y no tan niños: Vacunas

Las inmunizaciones han sido uno de los grandes logros de la ciencia y los adultos también se pueden beneficiar de ellas
Para niños y no tan niños: VacunasPara niños y no tan niños: Vacunas

Padecimientos eliminados en México
Otra de las enfermedades que se ha podido eliminar en nuestro país es la difteria, la cual  estuvo ausente a nivel mundial durante 30 años pero, por culpa de  ciertos grupos antivacunas, esta enfermedad ha regresado y ya se han dado casos en algunos países de Latinoamérica, aunque en México no se  presenta desde 1991.

La difteria se previene con la aplicación de la vacuna pentavalente acelular, misma que también protege contra la tosferina, el tétanos y la poliomielitis. 

Se administra a los dos, cuatro, seis y 18 meses de edad. A los cuatro años  se debe aplicar un refuerzo. 

Esta dosis también previene infecciones provocadas por Haemophilus Influenza, esto es:  la meningitis, la neumonía, la epiglotitis y la artritis séptica.

“En México, se comenzó a aplicar (la Haemophilus Influenza) en 1998; llevamos 19 años poniendo la vacuna, y ahora no hay ningún caso de enfermedad invasiva por esta bacteria. Es un logro aplausible”, afirma la especialista.

Acerca de la rubeola (enfermedad provocada por un virus que afecta principalmente a niños y adultos jóvenes y que, en su mayoría, los casos son diagnosticados como sarampión o escarlatina), no hay en México desde el 2008, dice  Espinosa.

Al respecto, la Secretaría de Salud señala que “la Organización Panamericana de la Salud (OPS) declaró a México "Libre de rubeola y del Síndrome de la rubeola congénita, como resultado de la aplicación constante, durante 15 años de vacunación contra esta enfermedad”

Para el control de ésta, se deben aplicar dos dosis de la vacuna combinada contra sarampión, paperas y rubeola (triple viral); la primera dosis a los 12 meses y la segunda a los seis años, destaca dicha Secretaría.

La poliomielitis, causada por el poliovirus, es una enfermedad viral que puede afectar los nervios y causar una parálisis total o parcial.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, “como resultado de una intensa  campaña de vacunación global a lo largo de los últimos 25 años, la poliomelitis prácticamente se ha eliminado. 

“Esta enfermedad aún se presenta en algunos países en África y Asia, donde ocurren brotes en grupos de personas que no han sido vacunadas”.

El único método de control es la vacunación, y se previene con la aplicación de la vacuna Sabin, que se aplica a niños de seis meses a cinco  años de edad.

Artículo

Entérate. Mitos y realidades de las vacunas

En la CDMX y entidades del norte de la República prevalecen ideas erróneas y dejan de aplicarse dosis contra difteria, tétanos, sarampión, tos ferina, y neumococo
Entérate. Mitos y realidades de las vacunasEntérate. Mitos y realidades de las vacunas

Enfermedades bajo control
Aunque no han sido eliminadas de nuestro territorio, las que están en total control  son: el tétanos neonatal, la tuberculosis y la tos ferina.

“En relación con el primero,  solo hay un caso por cada mil recién nacidos vivos y esto es gracias a la vacunación que se aplica la mamá durante el embarazo”, informa  Espinosa.

La tos ferina, causada por la bacteria Bordotella pertussis, es un  padecimiento infeccioso  que se contrae por contagio. En los bebés puede provocar discapacidad en toda su vida e, incluso,  la muerte.

También se previene con la aplicación de la vacuna pentavalente acelular. Se administran cuatro dosis a los dos, cuatro, seis  y 18 meses. Posteriormente, se administra la vacuna DPT a los cuatro años. Protege a los niños contra la difteria y el tétanos.

La vacuna DPT o triple bacteriana, contiene los toxoides diftérico (contra la Difteria) y tetánico (contra el tétanos), así como fragmentos de proteína de la bacteria Bordetella pertussis, la cual produce la conocida, tos ferina.

Por otra parte, la Secretaría de Salud señala que la tuberculosis “es una de las enfermedades infecciosas más antiguas y conocidas de la humanidad. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), un tercio de la población mundial está infectada por el Bacilo de la Tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis o “Bacilo de Koch”), con el riesgo de desarrollar la enfermedad en algún momento de su vida. Se considera un desafío vigente para la salud pública de países como el nuestro ya que una persona enferma por TB sin tratamiento puede infectar de 15 a 20 personas por año”.

Esta enfermedad se controla a través de la vacuna BCG (Bacilo de Calmette y Guérin), que se aplica como dosis única al nacer.

Gráfico

Los mitos pueden matar, las vacunas no

Las vacuna son una preparación biológica que proporcionan inmunidad ante un determinado virus o bacterias
Los mitos pueden matar, las vacunas noLos mitos pueden matar, las vacunas no

Viruela, erradicada del mundo
Por lo que respecta a la viruela (enfermedad altamente mortal), la especialista señala que es la única enfermedad erradicada del mundo, el último caso fue en Somalia en 1977 y, a partir de entonces, no hay viruela en el planeta.

Padecimientos latentes
Espinosa aclara que uno de los males que pueden estar vigentes es la hepatitis B, incluso algunas madres pueden transmitirla a su bebé sin saberlo, pero como no hay manera de hacer un tamizaje a todas las mamás, se ignora cuántas la padecen, por lo que se protege al recién nacido.

Lo que se sabe de esta enfermedad, explica Espinosa, es que es poco prevalente, que se transmite, sobre todo, por relaciones sexuales y el mayor índice es causado por utilizar agujas infectadas.

Sarampión y grupos antivacunas
La OMS señala que el sarampión es una de las principales causas de muerte entre niños. Se puede evitar en los infantes con la vacuna triple viral (que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis).

Esta enfermedad está bajo control en México y, aunque se han dado cuatro casos en los últimos años, se sabe que todos han sido importados.

La infectóloga puntualiza que “el virus del sarampión no ha mutado, por lo que la vacuna sigue siendo muy efectiva. Si me pongo una dosis al año, la vacuna me va a proteger por arriba del 95%, porque es una aplicación de virus vivos.

En cambio, el virus de la influenza sí ha mutado año con año. Por eso, la vacuna tiene que cambiar anualmente”.

Pero el sarampión, que estaba a un paso de desaparecer (como sucedió con la viruela), cambió de panorama porque en los últimos años se han creado, sobre todo en Europa, grupos antivacunas que creen que la vacuna triple tiene relación con el autismo, pues el médico inglés Andrew Wakefield aseveró esto en 1998.

Espinosa comenta que en México se toman muchas medidas en el rubro de la vacunación, pues hay tres semanas nacionales de salud y se actúa en las escuelas para completar los esquemas infantiles.

Refiere que unos 700 mil pequeños no cuentan con las vacunas, como la del sarampión. La mayoría de los casos es porque les cuesta trabajo acudir al lugar, pues son de zonas marginales, porque sus padres deciden no aplicárselas o porque son infantes enfermizos y no hay manera de aplicárselas en tiempo y forma.

“México es uno de los países que ha tomado iniciativas muy fuertes para aplicar las dosis. Por ejemplo, en cuanto al sarampión, hace dos o tres años, había una taza por debajo del 95% de vacunación y lo que hizo la Secretaría de Salud fue aplicar una dosis extra de triple viral para reafirmar la vacunación infantil y, gracias a eso, es que no hemos tenido un brote”, acota.

La especialista aclara que, en el rubro de la vacunación, ésta no solamente es para los niños, sino también para los adolescentes y adultos. Incluso, la población dispone de diversas cartillas que se pueden obtener en los centros de salud.

***Este artículo forma parte de nuestro suplemento especial Chécate, que puedes encontrar mensualmente en la edición impresa de El Gran Diario de México    

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS