Las matemáticas alumbran los primeros momentos de la vida

Un equipo desarrolló simulaciones informáticas que demuestran cómo las interacciones entre "objetos" matemáticos simples pueden conducir a la autoorganización de redes robustas y cooperativas de poblaciones interactivas capaces de reproducción
Las matemáticas alumbran los primeros momentos de la vida
(FOTO: Especial)
18/01/2018
13:48
Madrid
-A +A

Simulaciones con procesos matemáticos realizadas en la Universidad de Bristol han demostrado cómo la vida puede originarse antes de la que existan ADN y genes.

Una posibilidad para explicar el enigma del inicio de la vida es que existan procesos naturales que conducen a la organización de objetos físicos simples, como microcápsulas pequeñas que experimentan formas rudimentarias de interacción, autoorganización y procesamiento de la información.

En este sentido, un equipo interdisciplinario de la Universidad de Bristol que involucra a Rich Carter, Karoline Wiesner y Stephen Mann del Centre for Complexity Sciences, la Escuela de Matemáticas y la Escuela de Química de la Universidad de Bristol ha desarrollado simulaciones informáticas que demuestran cómo las interacciones entre "objetos" matemáticos simples (autómata) pueden conducir a la autoorganización de redes robustas y cooperativas de poblaciones interactivas capaces de reproducción mutua, competencia y extinción selectiva.

Cada comunidad representa un nicho de información, que se mantiene estable en condiciones fijas, pero se transforma en un nuevo nicho cuando cambian las condiciones ambientales.

Al determinar la información requerida para generar cada nicho, el equipo demuestra que la población se adapta y transita solo cuando el sistema genera un nivel igual o mayor de información.

Según el equipo, estos hallazgos pueden ser relevantes para comprender cómo los sistemas inanimados, como las protocélulas que se comunican químicamente, pueden iniciar la transición a la materia viva antes de la aparición de los mecanismos evolutivos y genéticos contemporáneos.

El nuevo trabajo reúne enfoques teóricos y experimentales que se están investigando en el Centro de Investigación de Protovida en la Escuela de Química.

El profesor Mann, quien dirigió el estudio, dijo en un comunicado: "Aunque el nuevo trabajo está muy alejado de la vida tal como la conocemos, la aparición espontánea de nichos de información sugiere un posible camino para iniciar los primeros pasos en la transición de la materia inanimada a la viviente previa al inicio de la evolución Darwiniana".

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS