EU tendrá una base en la luna previo a su misión a marte

Donald Trump firmó la Directiva 1 de Política Espacial, con la que autoriza el regreso de los astronautas estadounidenses al satélite natural de la Tierra
(FOTO: AP)
12/12/2017
00:21
Redacción
-A +A

[email protected],mx

Washington. El presidente estadounidense, Donald Trump, formalizó ayer una directiva oficial que marca como objetivo de la NASA el establecimiento de “una base” en la Luna, como paso previo a la primera misión tripulada a Marte.

La Directiva 1 de Política Espacial no marca fechas precisas ni plazos, pero sí explica la importancia de la colaboración con otros países y con la iniciativa privada.

Durante una ceremonia celebrada en la Casa Blanca, Trump aseguró que el objetivo de la nueva expedición lunar va más allá de “dejar una bandera y una huella”. Lo que buscan es plantear las bases para después poder realizar una misión a Marte.

“No sólo plantaremos nuestra bandera y dejaremos nuestra huella sino que estableceremos las bases para una eventual misión a Marte. Y quizá, algún día, a muchos mundos más allá”, declaró el presidente de Estados Unidos.

En el acto estuvo presente Harrison Schmitt, quien fue uno de los últimos estadounidenses en caminar en la Luna hace 45 años, por lo que Trump dijo que se comprometía a que “él no sea el último”.

Con esta nueva directiva, Trump afirmó que Estados Unidos encabezará el programa espacial a nivel mundial y que se demuestra una vez más que su país está a la cabeza de los mercados comerciales.

“Imaginen la posibilidad que nos espera en esas hermosas y enormes estrellas si nos atrevemos a soñar a lo grande. Eso es lo que nuestro país está haciendo de nuevo, estamos soñando a lo grande”, agregó el mandatario estadounidense.

Para Trump, la directiva que firmó “reenfocará el programa espacial de EU en la exploración humana y el descubrimiento. Marca el primer paso del regreso de astronautas estadounidenses a la Luna por primera vez desde 1972”.

De acuerdo con Trump, el nuevo programa podría tener implicaciones militares, a lo que Mike Pence, vicepresidente de ese país, sumó que para los americanos es vital tener presencia en la Luna porque con eso se garantizaría su seguridad al poder realizar estrategias militares desde el espacio.

Otro punto a favor, de acuerdo con Pence, es que además de incrementar la defensa militar, la misión será una fuente de creación de empleos.

El presidente estuvo acompañado en el acto por el director interino de la NASA, Robert Lightfoot, y por Peggy Whitson, la primera mujer astronauta comandante de la Estación Espacial Internacional, a quien felicitó y reconoció por ser la mujer que más tiempo ha estado en el espacio.

La última vez que Estados Unidos envió una misión tripulada fuera de la órbita terrestre fue en 1972, la Apolo 17, que llevaba a los astronautas Eugene Cernan y Harrison “Jack” Schmitt, quienes realizaron tres caminatas espaciales sobre la superficie de la Luna.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS