Reforman ley telecom; restan a IFT facultades

No podrá suspender señal si se transgrede derecho de audiencias; medios regularán la situación con sus propios códigos de ética
Los senadores aprobaron ayer cambios a la ley de telecomunicaciones para dejar a criterio de los medios establecer sus propios códigos de ética. (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
27/10/2017
01:32
Carla Martínez, Alberto Morales y Juan Arvizu
-A +A

[email protected]

Con el apoyo de nueve senadores del PAN, el PRI y PVEM en el Senado aprobaron la minuta de la Cámara de Diputados en derechos de las audiencias y libertad de expresión, que resta facultades al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Con 72 votos a favor, 13 en contra y tres abstenciones, y el fuerte reclamo de la oposición que incluso se retiró momentáneamente del salón de sesiones, la minuta fue enviada al Ejecutivo para su publicación.

Así la Cámara Alta avaló eliminar las facultades del IFT para suspender la señal de radiodifusoras y televisoras cuando se transgredan los derechos de las audiencias en programas de noticias.

El dictamen aprobado señala que cuando un medio de comunicación decida insertar mediante sus comunicadores un análisis o comentario editorial, cuyo tiempo de transmisión ha sido contratado por un anunciante, no implicará hacerlo del conocimiento de la audiencia.

Además deja a criterio de los medios establecer sus códigos de ética, así como también le da la oportunidad de nombrar a sus propios defensores de audiencia.

La minuta indica que se protegerán los derechos de las audiencias, con la precisión de que éstos no pueden limitar ni restringir otro derecho, por lo cual consideraron impreciso restringir el ejercicio de la libertad de expresión para imponer mecanismos que regulen contenidos.

Discusión acalorada. El presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, Raúl Gracia (PAN), expresó que se negó a convocar a la reunión para dictaminar la minuta porque la intención es beneficiar a las televisoras.

El presidente de la Comisión de Radio y Cinematografía, Zoé Robledo (PT), reclamó que no se cumplió con el reglamento porque sólo dos secretarios mandaron el dictamen a la Mesa Directiva cuando debía tener al menos tres de cuatro votos, para iniciar esa parte del proceso.

El independiente Alejandro Encinas, opinó que el dictamen “ahonda la profunda crisis que vive el Senado, por el mal tratamiento en la remoción del ex titular de la FEPADE, y ahora error, porque el dictamen tuvo una convocatoria indebida”.

La senadora Dolores Padierna dijo que el dictamen revierte la reforma constitucional en telecomunicaciones. “Esto es grave en vísperas del proceso electoral, inicio de las campañas de 2018 porque se pretende repetir el fenómeno Fox o Peña Nieto, donde a los candidatos se les vende como productos”.

Antes de salir del salón, el coordinador del PT, Manuel Bartlett, dijo que era una “canallada”, que se suma a la intención de avalar en secreto la remoción del titular de la Fepade, Santiago Nieto.

Retroceso. La presidenta de Observatel, Irene Levy, dijo que las modificaciones que realizó el Senado representan un grave retroceso, no sólo en derecho de las audiencias, sino en relación con el orden institucional establecido por el Legislativo en la reforma constitucional.

Aleida Calleja, coordinadora de Obsercom, expresó que lo aprobado es inconstitucional porque serán los únicos derechos que no tienen una institución que los tutelara ni mecanismos de exigibilidad.

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) asegura que esta reforma esconde “el interés de los concesionarios privados por ampliar los márgenes de la publicidad encubierta y la propaganda engañosa, prácticas que atentan contra la Constitución”.

Asegura que la “supuesta” libertad de expresión de los concesionarios no es superior al derecho a la información de las personas a recibir información veraz y objetiva.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS