Llega la tercera ola, pero la red no está lista

Para 2020 se estima se triplicará el ancho de banda global debido a la cantidad de datos
La red 5G entregará mayor eficiencia.
11/11/2017
03:54
Ariadna Cruz
-A +A

Con la masificación del Internet de las cosas que permite el desarrollo de ciudades inteligentes e impulsa tendencias como el uso de inteligencia artificial y la realidad aumentada, el mundo ingresa a la tercera ola de digitalización, pero para que los beneficios sean reales se debeá solucionar el reto de mejorar la infraestructura.

Héctor Silva, director de tecnología en Ciena para América Latina, explica que el primer gran cambio tecnológico llegó con la adopción a gran escala de Internet alrededor de 25 años atrás; la segunda ola estuvo basada en los dispositivos móviles con el uso de la nube, las aplicaciones y el video; ahora, para impulsar la vida digital en la que todo tipo de equipos estarán contectados, la industria debe plantearse una nueva arquitectura de red en la que los centros de datos van a jugar un rol crítico. 

El experto detalla que, de acuerdo a sus necesidades y relevancia, los equipos pasarán de una red a otra, pues mientras los automóviles autónomos no pueden dejar de permanecer conectados para evitar un posible accidente, otros servicios como los utilizados a través de dispositivos personales no requieren de alta latencia o respuesta inmediata. 

La firma Ciena ha detectado que la industria ya está desarrollando modelos de negocios que justifiquen la inversión en infraestructura, pues señala, las redes actuales no serán suficientes. “En los próximos tres años estimamos que se va triplicar el ancho de banda global porque va a seguir creciendo la información, no solo por los contenidos, sino por la conexión de personas y dispositivos que implicarán escalar alrededor de cien veces la cantidad de datos que tendrán que ser soportados”, dijo Silva. 

Por lo anterior será necesaria la inversión en redes de fibra óptica en las que se sustentará el 5G, mismo que facilitará mayores capacidades de transmisión, aunque el director de Ciena aclara que ello no quiere decir que la tecnología actual dejará de ser útil. “No va a haber fecha de caducidad para 4G, esta servirá para algunos servicios, mientras la transición hacia 5G será gradual para crecer los servicios de mayor demanda. Ya se están dando pasos para empezar a preparar las redes, participamos con clientes para preparar la arquitectura del futuro”. 

Se estima que con la instalación de redes 5G más personas e industrias tendrán acceso a servicios adecuados en costo y beneficio dado que existirán mayores capacidades de conexión. 

“El Internet será más eficiente en costos para el operador y cliente. Hoy con los planes tradicionales vemos que la competencia entre los operadoras es por quién ofrece el mejor precio, y no el mejor servicio, pero eso va cambiar”. 

Por último Silva comentó que además de las capacidades de transmisión en el desarrollo de la infraestructura se tiene que crear una capa de seguridad y eficiencia. “La redes requieren de un software de inteligencia para poder brindar el servicio adecuado, además se ha vuelto indispensable contar con un sistema de seguridad para proteger las comunicaciones por lo que integramos encriptación en ambos sentidos, es decir tanto para cuando viaja la información como cuando está almacenada”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS