Consumidor "quita" control de contenidos a televisoras

El acceso en línea provoca que algunos proveedores cambien según demanda: Dish
Internet. De acuerdo con proveedores de servicios de televisión, en la actualidad los usuarios tienen múltiples opciones para ver contenidos, con lo que se rompió el ecosistema y se da una fragmentación del negocio. FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL
05/10/2017
01:35
Carla Martínez
-A +A

[email protected]

El acceso en línea a contenidos de video hace que los consumidores tengan el control sobre las empresas que los proveen.

Carlos Miranda, CTO de Dish, reconoció que los operadores de televisión dejaron de tener el control de la experiencia, la plataforma y el medio, de manera que en la actualidad la experiencia se centra sobre todo en el usuario.

“Ahora es el usuario el que decide qué dispositivo compra, que teléfono compra, con qué sistema operativo, qué computadora, si quiere o no una caja, Roku o cualquier otro dispositivo, y somos quienes pretendemos proveer el servicio, quienes nos tenemos que adecuar a su decisión de manera permanente", explicó.

Anteriormente los sistemas de TV de paga tradicional compraban el satélite o tenía redes, la caja, con un acceso condicionado específico.

“Podía decir qué veían, qué no veían, lo cerraba o lo abría, diseñaba los paquetes, controlaban el medio; ahora no tenemos nada en este entorno donde la caja no existe, es un teléfono. El medio no es nuestro, es internet, y la experiencia es fragmentada”, explicó el directivo de Dish.

Además, comentó que la gente que accede a contenidos en internet paga poco o nada por observar los videos online, lo cual se convierte en un reto por las inversiones que deben realizarse en infraestructura y plataformas.

Contenidos dispersos. A su vez, Jenaro Martínez, CTO de Axtel, dijo que el usuario se ve afectado ante la fragmentación de los contenidos que se ofrecen en diferentes plataformas.

“Cada productor de contenido planea contar con su propio servicio de OTT, entonces el único afectado, el peor afectado es el usuario, porque ahora va a tener que buscar por todos lados el contenido”, señaló el directivo de Axtel.

Antes se ofrecía al dueño del contenido la garantía de que la experiencia del servicio sería perfecta porque se controlaba el medio, la distribución y el origen.

“Ahora mediante internet y el modelo de negocio de OTT se rompe el ecosistema y se da una fragmentación”, explicó Martínez.

Costos bajos. Por su parte, Rodrigo Violante, CTO de Blim, mencionó que los operadores deben esforzarse en hacer mejor contenido, que sea único y enfocado en la audiencia.

En la actualidad “el mayor reto tecnológico es mantener los costos bajos, porque son servicios que son muy baratos para el usuario, pero en cuestión tecnológica se requiere de una gran inversión”, destacó el directivo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios